Blog 
Monedero 3000
RSS - Blog de Manuel Ramírez

El autor

Blog Monedero 3000 - Manuel Ramírez

Manuel Ramírez

Mi nombre es Manolo y soy experto en economía. Todos los trucos para que tu economía se mantenga económica los encontrarás aquí, en mi blog.

Sobre este blog de

Blog dedicado al sector empresarial, al marketing y a la actualidad financiera


Archivo

  • 05
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    relojes inteligentes

    El futuro económico de los relojes inteligentes

    El futuro económico de los relojes inteligentes

    Los amantes de los relojes (hablo de los tradicionales, esos que te marcan la hora), conocemos ferias como Baselworld, en Basilea (Suiza) y estamos maravillados ante el avance del sector. Curiosamente, con los relojes inteligentes no pasa lo mismo. De momento.

    Veo el sector como una amalgama de productos tecnológicos más propios de un bazar chino, cada día con modelos nuevos en los que las funcionalidades no prosperan y los materiales dejan mucho que desear.

    Paralelamente el sector de relojería inteligente de alta gama saca modelos que no descienden de los 400 euros, esta vez con mejores diseños y materiales, pero en ningún caso con importantes avances del sector.

    Pero el otro día vi la noticia de Classi. Se trata de unas pulseras de piel con sincronización de botones con nuestro teléfono móvil. La idea es plantear el componente inteligente en la correa en lugar de en la esfera. El resultado es estéticamente un reloj “tradicional” clásico y elegante, pero con funciones propias de un smartwatch.

    ¿Es este el futuro de los relojes inteligentes?

    Es posible que el camino andado hasta ahora deba reformularse, volver hacia atrás o bien buscar alguna bifurcación porque, de seguir igual, la industria se cansará de dedicar millones de euros sin obtener suficiente beneficio.

    Como fan de la relojería, creo ver dónde está el problema. En realidad veo bastantes inconvenientes con los planteamientos actuales.

    En primer lugar el diseño. Los relojes son como los pendientes, las pulseras y las cadenas. Son accesorios que transmiten un estilo y personalidad, además de ser más funcionales. Las propuestas tecnológicas más propias de un reloj básico de los 80 no son atractivas en la mayoría de los casos, lo que deja fuera a un importante sector de la población, a la que le preocupa el aspecto de algo que llevarán en la muñeca todo el día.

    Por otro lado, no son cómodos. ¿Habéis probado un reloj inteligente? El tamaño necesario para sus componentes aún es demasiado grande, lo que genera incomodidad en el uso del mismo, un valor imprescindible de solucionar para los fabricantes si quieren vender masivamente.

    Y, en tercer lugar (que no en último porque los problemas son muchos más), está la funcionalidad. Aparte de la hora, un reloj inteligente debe ofrecer funciones más diversas pero, sobre todo, diferenciadas de las de un teléfono móvil.

    Qué funciones, cómo mostrarlas y cómo desarrollarlas es algo que sólo los responsables de su producción tienen la posibilidad de encontrar. Ojalá lo hagan antes de que sea demasiado tarde.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook