Blog 
Online World
RSS - Blog de Ana María

El autor

Blog Online World - Ana María

Ana María

Sobre este blog de A Coruña

Blog acerca del mundo online y las últimas tecnologías.


Archivo

  • 23
    Mayo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Coruña

    ¿Vale la pena invertir en regalos personalizados para la empres

    Aunque no estamos hablando de algo que se haya inventado en los últimos años, lo cierto es que los regalos personalizados se encuentran a la orden del día. Estamos hablando de productos básicos que podemos usar en nuestro día a día, como puede ser una camiseta, un bolígrafo, una mochila, una memoria USB, una carpeta… pero con una particularidad clave: tendrán un elemento distintivo que hará que se identifique con una determinada marca.

    Pueden tener desde el logotipo de la empresa, un texto o eslogan, una fotografía, un icono, o prácticamente cualquier elemento que se nos pueda llegar a ocurrir. Al igual que a la hora de implementar cualquier tipo de estrategia de marketing en nuestra tienda online, lo primero que habrá que considerar es lo que nos va a costar.

    ¿Vale la pena invertir en regalos personalizados para la empres

     

    Teniendo esto como referencia… ¿Realmente vale la pena invertir en regalos personalizados, o esto ya ha pasado de moda, y nos vendría mejor buscar una nueva estrategia? Vamos a estudiar este tema en profundidad en los siguientes puntos.

    Regalos personalizados a estudio

    Aunque si bien es cierto que esta estrategia lleva con nosotros mucho tiempo, tanto que ni tan siquiera podemos precisar cuando empezaron a ofrecerse (probablemente con la aparición de las primeras empresas), tenían algunos problemas importantes:

    ·Poca variedad: En un primer momento no se podían personalizar muchos artículos, ya bien fuera porque los materiales que se usaban no eran de calidad, o bien las técnicas de estampación no eran las correctas, lo que hacía que el resultado no durase mucho, o que la calidad no fuera la correcta.

    ·Poca oferta: No habían muchos lugares en dónde se hiciera este tipo de estampación. Había que ir a imprentas especiales, y estas no siempre se atrevían con el material que la empresa quería tratar.

    ·Precios elevados: Si encontrábamos una imprenta que estuviera dispuesta a hacer el trabajo, teníamos que preparar la cartera, ya que el coste del servicio no iba a ser barato precisamente.

    Pero ahora las cosas han cambiado; gracias al avance de las tecnologías, y a Internet, podemos estampar prácticamente lo que se nos antoje.

    Gracias a la Red, podemos hacer extensos pedidos, con muchas posibilidades de implantación, y recibirlo cómodamente en la empresa, independientemente de la posición geográfica de la misma. Ahora dará igual que estemos ubicados en el centro de la ciudad, en las afueras, o incluso en un pueblo perdido sin ninguna imprenta cerca. Ahora bien, la que sin duda es la característica clave que ha revolucionado el sector son sus precios: no solo podemos conseguir un resultado perfecto de estampación si no que, como hay mucha competencia, la empresa tan solo tendrá que buscar un poco para poder hacerse con un precio que se ajuste al presupuesto que tiene en mente.

    También podrá conseguir unos precios todavía más ajustados si hace un pedido con un determinado número de productos.

    ¿Funcionan las estrategias de regalos personalizados?

    Según las declaraciones de páginas como vistetulogo.com, estas estrategias no podían funcionar mejor. Y esto tiene su razón de ser; al fin y al cabo, estamos dando objetos útiles, prácticos y eficaces, completamente gratuitos, por lo que el usuario no va a tener ningún reparo en cogerlos.

    A cambio, hará publicidad, sin ni tan siquiera darse cuenta de ello. Tanto él, como sus conocidos, podrán conocer la marca a través de estos objetos personalizados. Al igual que cualquier otra estrategia publicitaria, de entrada hará falta hacer una cierta inversión, pero esta no tardará en ser recuperada. Por todas estas razones, los artículos personalizados son una estrategia comercial presente y futura.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook