Blog 
Seriéfila y Spoilerfóbica
RSS - Blog de Alba M.

El autor

Blog Seriéfila y Spoilerfóbica - Alba M.

Alba M.

Licenciada en Comunicación Audiovisual. Veo series con la excusa de hacer una tesis.

Sobre este blog de A Coruña

Hablemos de arte en serie: hablemos de ficciones televisivas


Archivo

  • 20
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A Coruña

    Wayward Pines: entrar o no entrar

    Wayward Pines: entrar o no entrar

     

     

    FOX tiene nueva serie. Se llama Wayward Pines y está producida y dirigida (si bien no en su totalidad) por el controvertido M. Night Shyamalan, ese director y guionista de cine sobre el que se ha dicho lo mejor y lo peor en los últimos años. La serie cuenta, además, con la presencia de destacables estrellas como Matt Dillon o Juliette Lewis y fue anunciada por la propia cadena como un proyecto próximo a la estupenda y mítica Twin Peaks. Ese es el panorama y así nos lo han vendido. El problema es que todos estos elementos que, supuestamente, ayudarían a revestir de un irresistible y atractivo halo este nuevo show se volvieron en su contra generando unas expectativas que muchos se han negado a revisar y recolocar tras ver su episodio piloto.

    Y entonces llegaron las críticas, las buenas y las malas. Y las malas se derivaban, en gran medida, de la sensación de una promesa incumplida, del hecho de encontrarse ante una serie que no era tal y como nos contaron que sería. Los más indignados dirigían su mirada hacia Twin Peaks y fruncían el ceño ofendidos ante el “inapropiado” modo en que la obra televisiva de Shyamalan se acerca al show de culto de Lynch: “¿cómo se atreven?”.

    Pero, en realidad, Wayward Pines no es mala (al menos no lo parece por el momento), simplemente no es cómo nos la vendieron. Ni siquiera es una aproximación a Twin Peaks, no tanto, no en su totalidad ni en su concepción. Sí hay mucho de la obra de Lynch en este nuevo proyecto, pero es que las aportaciones televisivas de Lynch están en todas partes, en series más o menos próximas a su referente, en series pasadas, presentes y futuras.

    Desde luego, Wayward Pines no es la nueva Twin Peaks y, a pesar de lo que se haya dicho, no es algo que pretenda tampoco. Wayward Pines es sobre todo referencia y, por encima de todo, exceso. Por este motivo, yo veo más similitudes entre el nuevo show de FOX y American Horror Story. Porque, al igual que la serie de Murphy, Wayward Pines deja de lado toda sutileza y se sumerge en la desmesura, la repetición y la distorsión. Y, para ello, se apoya en la hipertextualidad, bebiendo de muchas, muchísimas obras del género, exhibiendo cada referente al que acude sin pudor (Lost, Under the Dome…y, claro, Twin Peaks).

    He de decir, además, que después de haber visto el piloto me ha quedado la sensación de que el de Shyamalan es, sobre todo, un producto bastante honesto que expone lo que es y lo que será: una serie de entretenimiento con tramas y giros locos e inesperados y muchos momentos de reconocimiento hipertextual. Tal vez me equivoque y en próximos episodios nos encontremos metidos en jardines filosóficos que no le corresponden para nada a una serie de tales características pero, por el momento, una vez ajustadas las expectativas, la cuestión para mí es decidir si entras o no en Wayward Pines. Y yo sí entro.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook