Blog 
Zeitgeist
RSS - Blog de Juan Pichel

El autor

Blog Zeitgeist - Juan Pichel

Juan Pichel


Archivo

  • 13
    Enero
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    DIACRÓNICO Y SINCRÓNICO

    DIACRÓNICO

    1) El más antiguo tipo de proceso civil romano es el de las legis actiones y estaba dividido en dos fases: a) la fase de instrucción (llamada in iure) que tiene lugar ante el órgano jurisdiccional competente y en el que se delimita el objeto de la controversia; b) la fase judicial (llamada apud iudicem) desarrollada ante un juez privado que dicta sentencia.

    2) La sentencia era dada por un juez único lo que constituía norma en los juicios seguidos conforme al antiguo ius civile. Sin embargo, los tribunales de los recuperatores (entendían de litigios entre ciudadanos y peregrinos) ejercían su función de una manera más expeditiva e independiente, y por ello comenzaron a sustituir a los jueces únicos en los asuntos que requerían rapidez en las actuaciones.

    3) Las actuaciones procesales de las legis actiones consistían en determinados gestos y fórmulas orales que debían tener lugar ante el magistrado. La tramitación de las legis actiones era muy rígida y llegaba a perder el litigio quien se confundía en lo más nimio. 

    4) El procedimiento formulario va a sustituir al procedimiento de las legis actiones. En el procedimiento formulario los litigantes ya no pronuncian ante el magistrado, para fijar la controversia, determinadas palabras solemnes (certa verba), como sucedía en las distintas legis actiones, sino que se redactaba un escrito o fórmula que fija la relación procesal y suministra al juez la información precisa sobre el objeto y límites del litigio; frente a la rigidez de las acciones de la ley, las fórmulas ofrecen gran elasticidad y pueden adaptarse sin excesivas dificultades a las necesidades prácticas de un ordenamiento jurídico complejo.

    5) Las fórmulas procesales tienen su origen en la práctica del tribunal del pretor peregrino. Las legis actiones no eran accesibles a los extranjeros y era necesario que el pretor peregrino fijara los criterios con arreglo a los cuales el juez o los recuperatores debían fundar en cada caso su decisión. Paulatinamente se irían fijando en el ámbito jurisdiccional del pretor peregrino una serie de esquemas típicos o fórmulas para la resolución de las controversias, que se transmitirían de un pretor a otro, y ese sería el modelo del que se sirvió pronto el pretor urbano en el ámbito de su jurisdicción para tutelar situaciones no protegidas por el ius civile. También se señala que el origen de las fórmulas se debe a la utilización desde antiguo de modelos de este tipo en los arbitrajes privados para las relaciones no tuteladas por las legis actiones.

    SINCRÓNICO

    1) La Ley de Arbitraje española de 2003 permite a los árbitros ordenar, por iniciativa propia, la práctica de medios de prueba "que estimen pertinentes y útiles", mientras que en el proceso civil, los jueces carecen de esta amplia facultad y tienen que dictar Sentencia con base en las pruebas propuestas y practicadas sólo por las partes.

    2) El procedimiento arbitral puede servir de referencia para un nuevo proceso civil en el que no estaría permitida la participación de abogados de las partes y un tribunal de tres jueces privados dictaría una sentencia que se podría recurrir ante un juez funcionario público. Ese tribunal civil realizaría una actividad instructora que tendría por finalidad alcanzar una justicia material.

    INGENIERÍA

    Veamos ahora algunos casos de ingeniería económica que son ejemplos de perfección:

     En una viñeta publicada en El País, escribía El Roto: "Las matemáticas son ciencias exactas; las cuentas son ciencia-ficción".

    Acciones preferentes vendidas a personas casi analfabetas, bonos basura, trucaje de motores de coches para incumplir la normativa de emisiones contaminantes, rescates a la banca, etc.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook