Cartas de los lectores

Carnes procesadas, remilgadas y envenenadas

30.10.2015 | 01:08

Algo más de veinte años atrás, durante una de mis prolongadas estancias en Londres, recuerdo que la portada de una de las revistas de nutrición más importantes del Reino Unido recogía a todo color y en diferentes recuadros todo tipo de alimentos: frutas, verduras, carnes, pescados, etc., de los que decía que estaban poco menos que envenenados, debido a todo tipo de contaminaciones a causa de abonos, pesticidas y conservantes utilizados durante el proceso de comercialización.

No recuerdo que en España por aquellos años noventa, concretamente el año 1991, se hiciesen eco de la impactante noticia que en UK había causado un escandaloso revuelo. Y no me estoy refiriendo al asunto de las llamadas vacas locas que es harina de otro costal. Yo me pregunto si no existen los controles con rigor suficiente como para que tales cosas no vuelvan a producirse. Ahora nos vienen con las carnes rojas y todos sus derivados, como alimentos propios para desencadenar cáncer de colon y rectal. Ya se han pronunciado de que el mal proviene de lo procesado y nunca de esos alimentos en sí mismos, que además son los exigidos por la misma naturaleza y esencia de los seres. Este tipo de noticias tan alarmantes, sobre todo para un sector excesivamente preocupado por la salud alimentaria, debieran ser presentadas con una exquisita delicadeza y en todos sus matices, no a lo bruto tal como las están dando, ya que suponen, al menos por un tiempo, sino la ruina, sí la precariedad y preocupación profunda de las industrias del ramo. Poco sentido y ningún respeto. Parece mentira que cosas de tal envergadura estén en manos de gentes poco menos que insensatas y alborotadoras. Es cierto que se deben divulgar y corregir los excesos, así como la contaminación química de lo que comemos, con todo rigor y profundidad, pero ya vemos en manos de quién estamos, que tales crímenes y despropósitos cometen. Queremos saber quiénes, y con qué permiso o silencio cómplice consienten cosas tan escandalosas y graves.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 402) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine