Cartas de los lectores

Rita Barberá o la fanfarrona destronada

13.02.2016 | 01:11

A partir de ahora no pasaremos ni una, dijo Rajoy recientemente, de lo cual claramente se infiere que las permitieron todas. Rompe además esa promesa casi de inmediato al consentir y aún perpetuar en todo lo posible el aforamiento de Rita Barberá como senadora. Mariano Rajoy, por esto que decimos, y todos a una en A Taberna do Croio, y otras cosas más sobradamente conocidas, no tiene este recalcitrante presidente en funciones credibilidad alguna.

Por otro lado decimos, que la señora Barberá si está tan limpia y pura como ella dice en cuanto a delitos de corrupción, entonces, si fuera realmente honorable y honesta debiera de inmediato y con gallardía renunciar a ese aforamiento y prestarse a declarar motu proprio para dejar su nombre sin mácula alguna como ella pretende estar. El simple hecho de no tomar esta decisión valiente que causaría admiración entre propios y ajenos, la sitúa en el punto de mira de la sospecha más que fundada de su implicación directa en todos esos hechos reprobables ocurridos en el PP de Valencia y sobre todo en el ayuntamiento de la ciudad que ella dirigió durante más de dos décadas. ¿Cómo puede negar que la capitana del barco no supiera lo que hacía la tripulación e incluso los grumetes? Un oficial que no conoce la situación y actos de los subalternos es un incompetente que no merece ese cargo. Su comportamiento cobarde y traicionero en este turbio asunto la sitúa como alguien indigno propio de la mezquindad de aquellas personas que ocupando cargos de relieve actúa con soberbia, pero cuando los pierden con deshonor huyen y se camuflan ocultándose de la manera más vil y vergonzante. ¡Señora Barberá dé la cara y compórtese como una verdadera persona! Haga ahora en las malas cuerpo con su equipo como lo hizo a carcajada limpia durante los años de bonanza. Un aforamiento sospechoso, por otro lado, ya que tanto Mariano Rajoy como toda la cúpula del PP puede que sientan miedo a que Vd. canté en el banquillo como arrepentida, y entonces dé al traste con el partido al completo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine