Las compañías familiares aportan el 85% de la riqueza que generan las empresas en Galicia

Casi 70 de las 100 mayores firmas de la comunidad por facturación son de carácter familiar - Este tipo de negocios aporta el 86,3% del empleo de origen empresarial, la autonomía en la que tienen más peso

16.03.2016 | 02:06

La dureza de la crisis en los últimos años en Galicia habría sido mucho mayor de no ser por el importante peso que tienen las empresas familiares en la comunidad. Lo han dicho numerosos expertos en los últimos años y lo dejaron entrever ayer en A Coruña los representantes de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, que destacaron -durante la presentación del informe Empresas que viven aquí- la "vinculación social y cultural" que tienen estas firmas con el territorio y el hecho de que generan empleo más estable "al tratarse de empresas más próximas a los trabajadores y más comprometidas" con ellos. Pero su importancia en la generación de riqueza también es determinante. Las firmas familiares aportan el 85% del Valor Añadido Bruto (VAB) que genera el tejido empresarial en Galicia, el porcentaje más alto de España, por delante de Extremadura (84%) y Murcia (82%).

"Las empresas familiares gallegas son creadoras de riqueza en sentido estricto", sentenció el presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, Emilio Pérez Nieto. A ello sumó que 69 de las 100 mayores compañías asentadas en Galicia -aquellas que facturaron entre 80 y 6.200 millones de euros en 2013- son propiedad de familias gallegas, frente a las 24 que son no familiares o extranjeras y siete que pertenecen a familias no gallegas.

En cuanto al valor añadido bruto generado por empresa, las familiares gallegas son las segundas de España que más riqueza crean, con 2,2 millones de euros de media, solo por detrás de las madrileñas, con 2,9 millones, y muy por encima del promedio estatal, que se queda en los 1,6 millones de euros por compañía.




Haz click para ampliar el gráfico

El informe -elaborado a partir de la información sacada de varias bases de datos y que incluye aquellas empresas con facturación igual o superior a los dos millones de euros anuales, diez o más empleados y al menos tres años de actividad- cifra en 81.054 las empresas familiares inscritas en la Seguridad Social en Galicia durante el año pasado, casi 600 menos que las 81.616 registradas en 2012, pero 754 más que las 80.300 de 2014. Pérez Nieto se felicitó por el repunte registrado en el último año pero lamentó que aún no se haya recuperado "el censo que existía al principio de la crisis" como consecuencia del empeoramiento económico padecido desde 2012 con la segunda recesión vivida en España.

Pese a todo, la comunidad gallega es la tercera de España con mayor proporción de empresas familiares, el 92,4% del total, solo por detrás de Castilla-La Mancha (94,3%) y Murcia (92,5%) y cuatro puntos por encima de la media nacional, de 88,2%. La mayoría de estas compañías, según los representantes de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, se dedica a la industria de la transformación.

Este importante peso de las firmas de origen familiar sobre el total también provoca que la comunidad gallega sea en la que este grupo de sociedades crea más empleo, al aportar el 86,3% del total, levemente por encima de Castilla-La Mancha (85,5%) y Murcia (85,3%) y con mucha ventaja sobre la media estatal, de solo el 66,7%. De hecho, estas empresas generan en Galicia 394.083 puestos de trabajo, frente a los 62.604 creados por las de origen no familiar.

"Las empresas familiares tienen mucha más vinculación social y cultural, ya que se trata de pequeños ámbitos de trabajo, y generan más empleo estable al ser compañías más próximas al trabajador y con más compromiso con el territorio en el que se encuentran", explicaron los responsables del informe, que aclararon que la presencia de la mujer en las empresas familiares también es mayor que en el resto.

Entre los retos de este tipo de negocios en Galicia, el catedrático de Economía Aplicada y coordinador de la Cátedra de Empresa Familiar en las tres universidades gallegas, Santiago Lago, destacó el emprendimiento, sobre el que señaló que requiere de "una población nueva y formada que no tenemos, al tratarse de un territorio envejecido". A esas prioridades de futuro, Lago sumó la importancia del efecto sede, de mantener los servicios centrales de las empresas en Galicia. "Es algo fundamental porque se ofrecen los mejores puestos de trabajo aquí, con salarios más elevados que acaban generando efectos sobre los servicios y sobre la propia interlocución, puesto que la gente entiende mejor tus problemas y es más fácil de convencer", resumió Lago.

Entre los problemas con que se encuentran estas empresas -mayoritariamente de mediano y pequeño tamaño-, los responsables del estudio apuntaron las dificultades de recapitalización. De hecho, aseguraron, las compañías familiares sólo logran recapitalizarse mediante el ahorro, ante la imposibilidad de optar por opciones como la entrada en el mercado alternativo bursátil (MAB) "porque las tasas [que hay que pagar] son altísimas". "Salir a Bolsa es imposible", concluyeron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine