A Coruña registra el salario bruto más alto de las siete ciudades gallegas

Presenta una media de 20.000 euros anuales en 2015, seguida de los 19.910 euros de Santiago de Compostela

31.10.2017 | 16:48

A Coruña presentó en 2015 el salario bruto más alto, con más de 20.000 euros anuales, seguido de Santiago de Compostela, con 19.910 euros al año, según los datos que publica este martes el Instituto Galego de Estatística (IGE).

En el extremo contrario se encuentra el ayuntamiento de Ferrol, donde los afiliados por cuenta ajena percibieron de promedio unos 16.774 euros/año. Con todo, los siete grandes ayuntamientos presentaban en 2015 promedios de salarios superiores al gallego (16.733 euros/año).

Con todo, la estadística de explotación de la muestra continua de vidas laborales muestra además que, si el análisis se restringe a personas que trabajaron durante todo el año, en Lugo el salario medio anual fue inferior al promedio gallego (22.328 euros/año frente a 23.018 de promedio en Galicia).

Durante el ejercicio de 2015, 1.112.650 gallegos en edad laboral (de 16 o más años) mantuvieron alguna relación de afiliación en alta laboral con la Seguridad Social, un 1,9% más que en 2014.

El 3,3% de estos afiliados trabajó menos de un mes en todo el año 2015, el 12,6% entre un mes y seis meses, el 18,8% trabajó seis o más meses pero sin llegar al año completo y, finalmente, el 65,3% restante lo hizo durante todo 2015.

Por edades y sexos

Estos porcentajes varían de manera significativa en función de la edad del afiliado. Entre la población más joven, la menor de 25 años, la proporción de los que trabajaron el año completo no llega al 20% (se sitúa en el 16,3%).

Sin embargo, al considerar el grupo de edad de 25 a 34 años (ambos inclusive) el porcentaje de los que trabajaron todo el año ronda el 51% (más concretamente, 50,7%) y sigue aumentando hasta conseguir el 81,6% entre los afiliados de 55 a 64 años.

Al tener en cuenta el sexo del trabajador, el porcentaje de hombres que estuvieron afiliados en alta laboral durante todo el año 2015 fue del 66,2%, 1,9 puntos por encima del porcentaje observado entre el colectivo femenino (que se sitúa en 64,3%).

Tardía incorporación de la mujer

En lo tocante a la vida laboral de los trabajadores, el 54,6% de las personas que en algún momento de 2015 estuvieron afiliadas en alta laboral llevaba trabajado menos de 15 años, el 27,5% entre 15 y 25 años y el 17,9% 25 o más años.

Entre los afiliados más próximos a la edad de jubilación (los de 55 o más años), el porcentaje de los que llevaban afiliados en alta laboral menos de 15 años es del 16,8%. El 23,9% llevaba trabajando entre 15 y menos de 25 años y, finalmente, el 59,3% restante 25 o más años.

A medida que aumenta la edad aumenta la diferencia entre el número medio de años trabajados por los hombres y por las mujeres, debido a la tardía incorporación de la mujer al mercado laboral.

Por cuenta ajena

De los 1.112.650 gallegos que en 2015 mantuvieron alguna relación de afiliación en alta laboral con la Seguridad Social, 895.350 estuvieron afiliados por cuenta ajena en algún momento del año.

El 80,4% de estos afiliados por cuenta ajena trabajó para una sola empresa en 2015 (todo el año o parte de él). Este porcentaje también cambia en función de la edad del afiliado. Así, entre los jóvenes menores de 25 años se situó en el 66,4% mientras que nueve de cada diez trabajadores de 55 o más años prestó servicios a una única empresa en 2015.

Base de cotización media

En Galicia, la base de cotización media para los trabajadores afiliados a la Seguridad Social en el régimen general alcanzó los 1.499 euros/mes en el año 2015, cuatro euros por encima del valor registrado en el año anterior. Por otra parte, la mitad de los trabajadores tiene una base inferior a los 1.355 euros mensuales.

Para los hombres, la base de cotización media alcanzó los 1.662 euros/mes, mientras que para el colectivo femenino se situó 321 euros por debajo de la masculina.

Por edad, la base de cotización más alta se dio en el colectivo de 55 a 64 años (ambos inclusive) con 1.787 euros mensuales, mientras que entre la población más joven, la menor de 25 años, la base de cotización media no llegó a los 900 euros/mes (se situó en los 841 euros al mes en 2015).

La Muestra Continua de Vidas Laborales permite identificar el municipio de residencia para los ayuntamientos con más de 40.000 habitantes.

De los siete grandes ayuntamientos gallegos, Santiago de Compostela contaba con la base de cotización más alta en 2015, con 1.708 euros/mes, seguido de A Coruña con 1.655 euros/mes y Vigo con 1.617 euros/mes. En el otro extremo se encuentra el ayuntamiento de Ourense, donde la base de cotización media para los afiliados en el régimen general y residentes en el ayuntamiento fue de 1.486 euros mensuales en 2015.

El 22% de los gallegos que en 2015 estuvieron afiliadas en alta laboral por cuenta ajena percibió un salario total menor o igual a los 6.000 euros anuales. Entre la población trabajadora que solo estuvo afiliada en alta laboral parte del año, este porcentaje sube hasta el 48,5%, mientras que para los que estuvieron afiliados el año completo es del 3,6%.

Para este último colectivo, el intervalo modal (el de mayor frecuencia) es el de 15.000 a 20.000 euros, en el que se encuentra el 23,8% de los trabajadores que estuvieron afiliados en alta laboral durante todo el año 2015, seguido muy de cerca del grupo de población que percibió de 20.000 a 30.000 euros, en el que se encuentra el 23,2%.

El promedio del salario bruto para los afiliados por cuenta ajena alcanzó los 16.733 euros anuales en 2015. Para el colectivo que estuvo afiliado en alta laboral por cuenta ajena durante todo el año a promedio se sitúa en los 23.018 euros anuales; para el resto de personas, las que trabajaron solo parte del año, el salario medio anual se sitúa en los 7.622 euros.

En lo que respeta al valor mediano, la mitad de los asalariados gallegos percibió unos rendimientos por el trabajo inferiores a los 14.206 euros anuales.

Respecto al año anterior, el salario medio anual aumentó en 289 euros/año. Se observan diferencias entre los que trabajaron el año completo o solo parte del año: el salario medio anual de ambos colectivos se incrementó entre 2014 y 2015, pero la subida fue más acusada en el caso del primero colectivo de trabajadores. Este ingresó de promedio 477 euros más en 2015 que en el año 2014. Por otra parte, el salario medio de los trabajadores que solo trabajaron parte del año creció 329 euros.

Al centrarse en los afiliados y en las afiliadas que trabajaron por cuenta ajena el año completo, se observa como el salario se incrementa notablemente a medida que aumenta la edad del trabajador, pasando de 12.894 euros para los jóvenes menores de 25 años a los 26.048 euros para la población de 55 a 64 años.

Menos salario para mujeres

Por otra parte, se observan diferencias salariales entre el sexo masculino y el femenino. En 2015 el promedio del salario bruto anual fue de 18.930 euros para los hombres y 14.394 para las mujeres (4.536 euros menos para el sexo femenino).

Al restringir el análisis a las personas que estuvieron afiliadas en alta laboral por cuenta ajena durante todo el año, la diferencia (en tener absolutos) es mayor: 26.029 euros para los hombres y 19.781 para las mujeres (6.248 euros menos).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

Enlaces recomendados: Premios Cine