Productos de calidad cocinados en horno de leña, el secreto de La Escondita

Ofrecen una carta fija pero suman otras opciones diarias dependiendo de la oferta del mercado de temporada

20.07.2016 | 16:19
El equipo, de derecha a izquierda, Óscar, Marta, Óscar y Pablo. | v.echave

Óscar Hermida Nieto y Óscar Asencio Gómez son más que socios. Se amalgaman para ofrecer cada día lo mejor a sus clientes. Uno, desde la cocina; el otro, desde la sala y ambos desde la gestión. Los acompañan Pablo y Marta. Los cuatro trabajan en La Escondita con la ilusión y las ganas que les aporta la buena acogida que continúan teniendo sus platos, los cuales cuentan, como valor añadido, con la privilegiada situación en la que los sirven: la emblemática plaza María Pita.

La Escondita se ha posicionado en corto tiempo como uno de los restaurantes más destacados y visitados de A Coruña. Los motivos pueden ser varios: profesionalidad, originalidad, buena atención pero, sobre todo, aseguran sus responsables "la cocción de nuestras propuestas en horno de brasa alimentado con leña de encina".

Opciones culinarias
La experiencia de estos profesionales en el sector gastronómico es extensa y variada, por esa razón saben muy bien qué quieren para sus clientes: los mejores productos cocinados a la brasa.
Ofrecen productos de la lonja como lubina, San Martiño, palometa, besugo, sargo o salmonete. En carnes rojas, vaca gallega en cortes como solomillo, entrecot y chuletón; así como carnes ibéricas: pluma, secreto, presa. También proponen degustar paletillas de cordero lechal y por encargo cualquier marisco y cochinillos a la brasa.

Para los entrantes ofrecen zamburiñas, navajas, almejas, berberechos y otros mariscos. Y no podían faltar las verduras del día que proporciona cada temporada. Los postres son variados y todos caseros.

Espacios agradables
La decoración de La Escondita no es pretenciosa, sí encantadora. Los colores pastel predominan en un mobiliario entre art déco y rústico moderno.

El salón tiene capacidad para 34 comensales por lo que es conveniente reservar para comer o cenar, en especial los fines de semana. En las paredes exponen obras que están a la venta de artistas como Javier de la Rosa y Rodrigo Vértebra, entre otros.

La decoración floral corre a cargo de la empresa coruñesa Kokedama y también está en venta para los clientes que se enamoren de ella. Un espacio anexo y muy especial es la terraza que aporta relax y unas preciosas vistas a la emblemática plaza de María Pita.

Horario: de martes a domingos al mediodía de 12.30 a 16.00 horas y de 20.00 a 24.00 horas.
Para más información visitar su página de Facebook, laesconditarestaurante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine