ÚLTIMA HORA
Las bases de podemos votarán desde mañana si Iglesias y Montero deben dimitir

Plato fuerte y guarnición

 01:40  

FELIPE PONCET La tercera boda de la duquesa de Alba, que ha conseguido agotar las existencias de papel couche, sirvió al propio tiempo para desviar un tanto la atención del personal sobre temas tan importantes, y algunos morbosos, como son los de las indemnizaciones super millonarias a los exdirectivos de Nova Caixa Galicia de acrónimo indecible, y del escándalo de la "operación Campeón" con supuestos implicados de varios partidos políticos. Como lo del casorio sevillano aun sigue dando que hablar y ha provocado el retraso de la salida de las revistas llamadas según gustos del cuore, del hígado o de un poco mas abajo del cuerpo humano, otros temas relevantes que en circunstancias normales constituirían el cogollo mediático se quedan en noticias prácticamente secundarias. Así cabe citar la Convención Nacional del PP que se celebra en Málaga, el importante acuerdo con Estados Unidos sobre el escudo de misiles que revitalizará fundamentalmente a la base conjunta aeronaval de Rota (ZP: quién te ha visto y quién te ve), la confección de listas para los próximos comicios generales, el fallecimiento de Steve Jobs y la concesión del Nobel de Literatura al poeta Tomas Transtromer, del cual yo, que soy muy bruto, humildemente reconozco no haber oído hablar en mi vida, pero que debe de tener el premio muy merecido, pues hacer rimas en sueco forzosamente tiene que ser más difícil que entender el recibo de la luz, cosa que tiene tela.

Volviendo a la boda de Sevilla, de la cual se ha escrito y escribirá mas que de la batalla de Waterloo, solamente resaltar que de los escasos asistentes, excluyendo a los contrayentes, oficiantes, personal de servicio y coro trianero, entre un 60 y un 70% eran divorciados, recasados y creo que un par de unidos sentimentalmente, eufemismo este de lo que otrora se decía amancebados. Algún soltero, matrimonios por la Iglesia o por el Código los justos y, para que no faltara de nada, hasta un matrimonio "homo" que también está en el Código. En fin que el plato fuerte de estos días fue la boda del Palacio de Dueñas y el resto verdurita de guarnición.

Enlaces recomendados: Premios Cine