Shikamoo, construir en positivo

'Giving Tuesday'

03.10.2015 | 00:59
'Giving Tuesday'

Un día como el de hoy, inmediatamente posterior a la clásica y bien conocida cuestación de la Banderita, de la Cruz Roja, es perfecto para abordar el tema que les contaré en esta su columna. Un tema que en el futuro dará que hablar: el Giving Tuesday -www.givingtuesday.es y #GivingTuesday-, que llega después del Black Friday y el Ciber Monday... Déjenme que le llame así, y no "Martes para Dar", a pesar del anglicismo que supone tal nombre, que ya saben que yo siempre trato de evitar. Pero lo cierto es que se conoce de tal guisa en todo el mundo, y se celebra ya en sesenta y ocho países. Ahora está llegando a España, de la mano de buena gente, buenos amigos y los mejores profesionales en el mundo del mecenazgo y del marketing social. Si se quedan, se lo cuento...

La cuestión, y este es un tema del que hemos hablado aquí más veces, es que seguimos siendo un país donde la cultura del apoyo a lo social, al micromecenazgo, es todavía escasa. Nos movemos en ratios del veinte por ciento de la población cuando nos referimos a qué proporción de la misma colabora con alguna causa. En Italia, un país sociológicamente más cercano, este indicador sube hasta el 38%. Y, si nos fijamos en Reino Unido, nos vamos al 55%. Giving Tuesday surge en España buscando aportar su granito de arena en revertir toda esta distancia... Y, para ello, también con los mejores aliados. Impulsado por Valores y Marketing y Zohar, entre las organizaciones promotoras están la antedicha Cruz Roja y muchas otras de las más clásicas y solventes, como Oxfam Intermón, Educo, WWF, Adsis, Médicos sin Fronteras, Unicef o Médicos del Mundo.

Donación, pues. ¿Pero de qué? Pues depende de a quién, de a qué organización. Unas necesitan dinero, otras fomentar la donación de órganos o sangre, otras ropa y en otros casos, horas de voluntariado. O alimentos. Es un esquema abierto donde Giving Tuesday solo pone en contacto a personas con la voluntad de donar algo de ellas, y a organizaciones con esa necesidad y un proyecto sólido detrás. Y todo ello en torno a una jornada, que en España se celebrará en 2015, por primera vez, el próximo día 1 de diciembre, con ánimo de que se consolide y que suponga toda una referencia en el mundo de las causas solidarias. El impacto económico del Giving Tuesday estadounidense se cifró, en un solo día, en más de 45 millones de dólares.

Y todo ello de forma que cualquier organización, por pequeña que sea, podrá proponer su proyecto, sin ningún coste, para que los potenciales donantes lo conozcan. Y, al revés, donde cualquier posible donante, individual o colectivo, pueda conocer toda una panoplia de emprendimientos sociales y solidarios, a los que apoyar y donar dinero, tiempo, o lo que tal organización precise. Se trata de articular una corriente nacional de solidaridad, de forma que se identifique la jornada con dar sin esperar nada a cambio, fomentando tal hábito y potenciando verdaderamente una cultura de lo común y lo solidario.

La cuestión, simplificando un poco el mensaje, es colaborar. La reflexión, el análisis y la orientación a la reversión de las causas de la exclusión -de todas las exclusiones- es también pertinente, necesaria y un importante marco donde encajar dicha acción y apoyo solidario. Pero este, en sí, crea cultura de lo común, es accesible a muchas personas y, como no, prepara el camino para ese otro tipo de planteamiento más teórico y estructural.

Les dejo ya. Me voy a entrenar. Mañana nos vemos en la Carrera del Agua, de Unicef, en Sada. Un estupendo emprendimiento del Club de Atletismo Sada (C.A.S.) y el Concello de Sada, con el patrocinio de Disnav y la colaboración de un buen número de firmas comerciales e instituciones, donde todo lo recaudado se destina íntegramente a Unicef. Más ejemplos buenos de qué poder hacer por los otros y por nosotros mismos.

Váyanme por la sombra...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine