La feliz gobernación

De procesiones y dineros

22.03.2016 | 00:53
De procesiones y dineros

Días atrás se ha visto cierta tensión por estos lares ya que el gobierno municipal coruñés decidió que la policía local se dedicase a sus labores de organizar el tráfico en las procesiones, a la protección ciudadana? y no a desfilar escoltando determinados eventos religiosos, devengando horas extra por valor medio de 240 euros por cabeza, asimismo consideró oportuno no pagar horas extra a la banda municipal, ya que en todos los pueblos, donde hay tradición, escuchas todo el año a las bandas de música ensayar para el desfile. No es que la cantidad llevase al ayuntamiento a la quiebra, pero creo que hay que respetar el gesto de administrar aconfesionalmente los dineros públicos. No creo que llegue la sangre al río y cada uno sabrá cuál es su sitio.

No sé si comparten mi sensación, parece como si el tradicional debate sobre la revisión de los acuerdos con el Estado Vaticano, que aparece y desaparece como el Guadiana, se halle medio perdido en los papeles que circulan con borradores de posibles pactos de gobierno, por ejemplo, recientemente ERC ha votado a favor de subvencionar a los colegios del opus que segregan por sexo y no creo que sea por seguir ningún supuesto precepto constitucional, sino por las afinidades nacionalistas de gran parte del clero catalán.

Hace un par de días conocimos que el Tribunal de Cuentas enciende la luz roja para llamar la atención y contarnos que le pagamos cantidades indecentes al Valle de los Caídos, para su mayor lustre franquista, al margen de la cantidad asignada en los presupuestos generales.

Va resultando que aquí todo hijo de vecino ha de retratarse ante el fisco y la conferencia episcopal rinde cuentas tarde, mal y nunca; es ímproba la tarea de adivinar dónde acaba el 0.7% de la X del IRPF, que todos los bien pensantes quieren creer que llega a los necesitados por medio de Cáritas y no es así. Son 250 millones que se retraen de lo que pagamos todos. De allí no solo salen los seis millones de la televisión 13TV, que tiene una audiencia del 2,4% y unas pérdidas anuales que rondan los 12 millones de euros, según las cuentas que ha depositado en el Registro Mercantil.

Exactamente la misma cantidad que se destina a 13TV, seis millones de euros, es la que llega a Cáritas, 6 de 250 millones. Añádanle a eso las reformas de los áticos, las campañas contra el aborto, beatificaciones, el sostén del aparato propagandístico?

Los 250 millones del IRPF son solo una pequeña parte del dinero público que las distintas administraciones destinan a financiar a la Iglesia católica en España, si añadimos el resto de subvenciones públicas, las exenciones y bonificaciones tributarias que aún conserva, como el IBI,? llegamos a más de 10.000 millones de euros anuales, negros, opacos totalmente que se esconden en más de veinte tomazos de 500 folios a consultar en el Ministerio de Justicia. Todo transparencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine