Editorial

A Coruña no puede perder el tren de los fondos europeos

09.10.2016 | 01:44

Los proyectos presentados por el Ayuntamiento de A Coruña no lograron la puntuación suficiente en la primera convocatoria para obtener una inyección de fondos europeos DUSI, una línea de ayudas europeas para municipios cuyo reparto es decidido por el Ministerio de Hacienda.

El Concello coruñés deberá presentarse ahora a la segunda fase de la convocatoria, abierta este viernes por el Gobierno central y en la que se repartirán el 40% de estos fondos europeos. Aún queda el resquicio de las alegaciones que el Ayuntamiento presentará la próxima semana para intentar hacer cambiar de opinión al Ministerio de Hacienda en esta primera fase, pero el Gobierno local asume, como ha manifestado el alcalde, Xulio Ferreiro, que esta vía tiene pocas posibilidades de éxito, por lo que ya se ha puesto a trabajar en la nueva convocatoria, en la que ya no podrán presentarse los municipios que han obtenido ayudas. A Coruña competirá en esta segunda fase con al menos la Diputación de Ourense y los municipios de Ferrol, Ames y Carballo, que también quedaron fuera en la primera convocatoria.

Los proyectos presentados por el Gobierno local obtuvieron en la evaluación de Hacienda en la fallida primera convocatoria una puntuación de 57,5 puntos, a muy escasa distancia de la nota de corte de los evaluadores del Ministerio, fijada en 60 puntos.

La resolución de la Comisión de Valoración del Ministerio de Hacienda que dejó la propuesta de A Coruña fuera de los fondos de la UE está firmada por Marta Fernández Currás, secretaria de Estado para Presupuestos desde 2011 tras ocupar la Consellería de Facenda en el primer Gobierno de Feijóo.

El plan presentado por el Ayuntamiento de A Coruña, aprobado por la Junta de Gobierno Local en enero y coordinado por el jefe de Servicio de la Alcaldía, José Manuel Peña Penabad, que ya había organizado los proyectos Urbana C y Coruña Smart City, prevé destinar un 31% de los fondos a la conservación y protección del medio ambiente y a promover la eficacia de recursos. El 26% se reservaría para favorecer el paso a una economía baja en carbono, una de las acciones demandadas específicamente por la UE. Y otro 29% estaría consignado a proyectos de inclusión social y lucha contra la pobreza. La propuesta incluyó un apoyo explícito de los municipios del área metropolitana.

Tras mantener una reunión en Madrid con técnicos de Hacienda tras conocerse el resultado de la primera convocatoria, el alcalde de A Coruña afirmó que le habían asegurado que la estrategia seguida por A Coruña era correcta, que sintonizaba con las ideas promovidas desde la UE con esta iniciativa, y que no se habían detectado errores en la tramitación. Ferreiro reconoció también que el nivel de los proyectos presentados por otras ciudades era muy alto y que en la segunda convocatoria añadirían nuevas especificaciones técnicas para mejorar la presentación del plan.

El regidor coruñés afirma su convicción de que el plan presentado por A Coruña a los fondos DUSI es un proyecto ganador y se muestra absolutamente confiado en que logrará las ayudas europeas las próximas semanas en la segunda convocatoria.

Los grupos de oposición municipal censuran sin embargo que no se les consultara la estrategia seguida y que el proyecto presentado a los fondos DUSI se aprobase en junta de gobierno sin pasar por el pleno municipal o por comisiones de seguimiento. Y reclaman responsabilidades.

La inyección financiera que estos fondos europeos representarían en estos momentos para la ciudad coruñesa es una oportunidad que no se puede perder en estos tiempos de escasez. Ese debe ser el objetivo prioritario en torno al cual todos los grupos municipales deben cerrar filas con responsabilidad mientras esté todavía en juego el reparto de estas ayudas europeas millonarias en las próximas semanas.

Un objetivo en el que la mayor responsabilidad recae sobre el Ejecutivo, que debe redoblar sus esfuerzos en detectar qué pudo haber fallado en la primera convocatoria y en mejorar la exposición de un proyecto que los propios técnicos de Hacienda reconocen como bueno y adecuado a las directrices de la UE, para garantizar la consecución de los fondos en la segunda tanda.

No es de recibo que una ciudad de la dimensión de A Coruña, que alberga el motor económico de Galicia y cuya área metropolitana es el mayor granero de la recaudación fiscal en Galicia, quede sin recursos en el reparto del Ministerio de Hacienda sin que sus técnicos hayan señalado errores o carencias significativas en el planteamiento del proyecto presentado a los fondos DUSI.

A partir de ahí, en el indeseable e improbable caso de que A Coruña perdiese definitivamente el tren de estas ayudas tan necesarias, sería el momento de pedir al Ejecutivo coruñés detalladas explicaciones y responsabilidades por su actuación. O de aclarar si hubo injerencias ajenas a lo puramente técnico en el proceso de evaluación ministerial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine