n "No se inmuta con nada", afirma el fiscal

07.08.2015 | 01:21

Un hombre con personalidad "extremadamente fría", que "no se inmuta con nada" y que actúa como si toda la investigación que hay a su alrededor "no fuese con él". Así define el fiscal Alejandro Pazos, encargado del doble parricidio de Moraña, al supuesto autor de los hechos. Dice además que David Oubel es "un ser totalmente indeseado por toda la población penitenciaria", lo que motivó el traslado a León ante las crecientes amenazas de muerte que estaba recibien en A Lama.

El representante del Ministerio público hizo hincapié ayer en que el morañés imputado por haber causado la muerte a sus dos hijas "es la persona que está más tranquila de todas las que intervienen" en este procedimiento de investigación. Así lo apuntó en un programa del grupo Atresmedia en el que mostró sus impresiones acerca de la actitud de Oubel en estos primeros días posteriores a un crimen cuyo escenario y características ha presentado como "el horror".

"No tengo constancia de antecedentes serios propios del historial de un psicópata", indicó aunque añadió que hay algún "incidente agresivo" -en referencia a la agresión a una profesional sanitaria-, si bien "nada que hiciese pensar" en un crimen como el que protagonizó hace una semana. "Puede que sea por venganza, pero para mí su comportamiento se aleja de lo comprensible", expuso sobre la posibilidad de que el móvil fuese hace daño a su ex.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine