La acusada de asfixiar a su bebé: "La enfermedad me quitó lo que más amaba"

La Fiscalía pide internarla en un psiquiátrico mientras que la defensa reclama la absolución porque "no es penalmente responsable"

08.06.2016 | 19:18

"Tengo una enfermedad. La enfermedad me quitó todo lo que más amaba, a mi hija, a mi marido, y ahora va a quitarme 25 años de mi vida". Así ha comenzado su intervención final la mujer acusada de asfixiar a su bebé en un hotel en Santiago en agosto de 2015, que ha hecho uso del derecho a la última palabra al concluir la segunda y última de las jornadas del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de A Coruña por el crimen.

Tras la presentación de las conclusiones definitivas por las partes, Marisol S.M. ha querido hacer uso de su turno de palabra y se ha dirigido al jurado para que, antes de su deliberación, tengan en cuenta que tiene "una enfermedad", esquizofrenia paranoide, que, alega, la llevó a cometer el crimen.

Asimismo, ha dicho al jurado, compuesto por siete mujeres y cuatro hombres --dos suplentes--, que "amaba" a su hija, que la "echa de menos" y que "no pasa un día en que no piense en ella". "Yo amaba a mi hija, y todavía la amo", ha asegurado la acusada, que ha expresado su deseo por saber "donde está enterrada" para poder "llevarle flores".

"No pude ni siquiera ir a su entierro", se ha lamentado, entre sollozos, "no se que voy a hacer de mi vida sin mi hija", ha continuado en su intervención, que ha concluido con un "lo siento".

La defensa modifica sus conclusiones

La defensa ha realizado una modificación de sus conclusiones para elevarlas a definitivas adhiriéndose a la descripción de los hechos realizada por la Fiscalía. Dado que la acusada no había declarado de forma oficial hasta el juicio, las conclusiones iniciales de su defensa simplemente hacían referencia a su enfermedad y aclaraban que no se había pronunciado sobre su posible participación de los hechos.

Toda vez que la propia Marisol S.M. ha reconocido en sala haber sido la autora de la muerte de su bebé, de seis meses, la defensa se ha sumado al relato de la fiscal, aunque ha hecho hincapié en que la acusada "no sabía lo que hacía" en el momento del crimen y no era "consciente" de sus actos.

La letrada ha incidido en que la mujer tiene "toda la sintomatología de una esquizofrenia paranoide" y que se encontraba bajo los efectos de un "brote agudo" en ese momento, por lo que "no hay responsabilidad penal". Por ello, en lugar de pena privativa de libertad, solicita para la acusada una sentencia absolutoria con medida de libertad vigilada y control médico de la medicación.

Internamiento

Por su parte, la fiscal Aránzazu San José pide que se la condene como responsable de un delito de asesinato, con agravante de parentesco y eximente completa de enfermedad mental, a un internamiento en centro psiquiátrico penitencial durante 25 años.

Durante su intervención, la representante del Ministerio Fiscal ha recordado que el papel del jurado "no es decidir la pena" a imponer a la acusada, sino pronunciarse sobre dos hechos, si Marisol S.M causó la muerte por asfixia a su bebé y si en el momento del crimen estaba "bajo un brote agudo de la enfermedad mental que padece".

Para San José, los testimonios y periciales practicados durante el juicio permiten responder afirmativamente a ambas preguntas. En el primer caso, ha recordado la propia declaración de la acusada, los testigos y las cámaras de seguridad, que permiten saber que ella fue "la única que accedió con la niña a la habitación" donde se produjo la muerte.

Asimismo, los testimonios describen una "conducta desorganizada" de la mujer los días previos al crimen, lo que indica que estaba en una situación de "brote agudo" de su enfermedad, corroborada además por "tres psiquiatras".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine