Detenido un joven que prendió fuego a la vivenda de su expareja en Pontevedra

El arrestado, de 21 años, había amenazado en una discusión previa con quemarle la vivienda - La mujer no se encontraba en casa cuando comenzó el incendio

24.10.2016 | 02:07
La expareja del detenido sale junto a los agentes, ayer, de la vivienda incendiada.

La Policía Nacional de Pontevedra detuvo a primera hora de la tarde de ayer a un joven de 21 años acusado de prender fuego a la vivienda de la que había sido su pareja sentimental. La mujer se encuentra en perfecto estado dado que no se encontraba en el inmueble en el momento en el que se produjeron los hechos.

En la mañana de ayer, el detenido acudió al puesto de trabajo de la joven en una panadería y allí ambos discutieron precisamente por cuestiones relacionadas con la separación de ambos. Al parecer, la disputa se centró en quién se quedaba al cuidado de los perros de la pareja. El hombre acabó ausentándose del lugar visiblemente enfadado y amenazando a la mujer con que le iba a prender fuego a la vivienda.

La joven se quedó intranquila tras al conversación y llamó a una amiga suya pidiéndole que se acercara a su vivienda y comprobase que todo iba bien. Y no iba bien. Cuando ésta llegó al domicilio ya observó el humo saliendo del inmueble y rápidamente avisó a la Policía Nacional. Al parecer, la patrulla que se dirigía al lugar de los hechos observó en las inmediaciones de una rotonda cercana a un hombre, sentado, como abatido, que les llamó la atención. Se acercaron y lo identificaron, resultando ser la expareja de esta mujer. Casi al mismo tiempo fue detenido después de trascender las supuestas amenazas que esa misma mañana había vertido sobre su intención de plantar fuego al piso de su exnovia.

Cuando los bomberos llegaron al inmueble observaron cómo salía mucho humo por una de las ventanas de la casa. Penetraron en la vivienda y se encontraron con un salón en el que había una cama pegada a al pared. El colchón y algunas mantas que estaban encima estaban ardiendo y provocaban un intenso humo. El inmueble estaba vacío. El calor que generó el fuego causó daños en las persianas, que acabaron derretidas, y también en la propia cama y algún otro mueble de madera.

Algunos residentes de la zona aseguran que esquivaban el contacto con el varón dado que en alguna ocasión se había mostrado demasiado altanero. Los testigos de los hechos y el detenido prestaron ayer declaración en comisaría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine