Incautadas 1,2 toneladas de cocaína en un barco venezolano rumbo a las Rías Baixas

La droga estaba repartida en 40 fardos sujetos a dos anclas del buque - Hay siete detenidos - Esta operación deriva de otra aprehensión desarrollada en mayo

13.06.2017 | 02:55
Los fardos de cocaína incautados en el buque ´Petra´, ya en el puerto de Las Palmas.

Nuevo e importante golpe al narcotráfico por vía marítima. Agentes de la Unidad del Grupo de respuesta Especial Contra el Crimen Organizado (Greco) de Galicia junto al servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria se han incautado en aguas internacionales de 1,2 toneladas de cocaína ocultas en un barco procedente de Venezuela en el marco de una operación antidroga iniciada el pasado mes de mayo con la aprehensión de otro pesquero de la misma nacionalidad que transportaba 2.400 kilos de esta droga.

El estupefaciente tenía del mismo destino: una organización de narcos afincada en las Rías Baixas. El asalto al buque, de nombre Petra, se llevó a cabo al Noroeste de Cabo Verde, a escasas 900 millas de las Islas Canarias, a cuya dársena en Las Palmas llegó en la mañana de ayer tras producirse el abordaje a principios de la semana pasada, tal y como explicó el ministro del Interior, Ignacio Zoido.

Los tripulantes del pesquero, que actuaba presuntamente como un buque nodriza, llevaban dos días esperando a realizar el trasvase del cargamento a otras embarcaciones con destino final las rías gallegas. Fue aquí cuando se produjo el abordaje al Petra y la detención de sus seis tripulantes -de nacionalidad venezolana- a los que hay que sumar un séptimo arresto en el país sudamericano, supuesto financiador de esta operación y socio de la propiedad del barco, según ha precisado el jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Ricardo Toro.

La droga se encontraba repartida en cuarenta fardos atados con cabos y fijados a las dos anclas del buque. Su intención era poder deshacerse rápidamente de ellos arrojándolos al mar una vez fueran interceptados por los agentes a cargo de la investigación, dirigida por la Audiencia Nacional. Sin embargo, la rápida actuación de las fuerzas de seguridad pudo evitar que el cargamento se hundiese en medio del Atlántico.

Si bien el operativo ha asestado un importante golpe al tráfico marítimo de drogas con destino Galicia, la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Esta aprehensión tiene su origen en otra acaecida a principios de mayo a otro buque de bandera venezolana que se dirigía también supuestamente a Galicia a principios del mes de mayo. Las primeras investigaciones surgieron en la comunidad gallega al investigar la Unidad del Greco Galicia a una organización de la zona, lo que llevó a profundizar en este buque sudamericano. Fueron detenidas siete personas y en una primera inspección se intervinieron 80 fardos de cocaína con un peso de 2.400 kilos.

Estas operaciones ponen de manifiesto que la vía marítima se ha convertido otra vez en la puerta de entrada de la droga a los mercados españoles y europeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine