Un detenido y cuatro investigados por crear una banda que robaba a ancianos en Lugo

Las investigaciones de la 'operación Sesete' se desarrollaron durante más de un año y todas las víctimas superaban los 80 años de edad y vivían en núcleos rurales

17.06.2017 | 01:05

La Guardia Civil de Lugo, en el marco de la operación Sesete, ha detenido a una persona e investigado a otras cuatro, de nacionalidad española y holandesa con edades comprendidas entre los 23 y 31 años, por delitos de robo con violencia e intimidación, hurto y estafa. De este modo considera desmantelada una banda organizada dedicada a robos en domicilios de personas mayores de la provincia lucense.

Según ha informado el Instituto Armado, los presuntos autores se dedicaban al asalto de viviendas en el medio rural ocupadas por personas de avanzada edad, a las que intentaban estafar o robar, "sin dudar en agredir físicamente a las víctimas para lograr su objetivo, sustrayendo dinero en efectivo, cartillas bancarias y otros efectos de valor", según añaden las mismas fuentes.

Las detenciones se han producido en Lugo y Murcia, donde residían los miembros de la organización criminal de nacionalidad española y holandesa y con edades comprendidas entre los 23 y los 31 años, además de en A Coruña, donde estaba afincado alguno de los ahora detenidos e imputados.

A estos se les investiga por los delitos de robo con violencia e intimidación, hurto y estafa. Según las mismas fuentes, dedicaban al asalto de viviendas en la zona rural, donde robaban o intentaban estafar a sus víctimas a los que no dudaban en agredir si ofrecían resistencia.

En la provincia de Lugo se han acreditado varios robos de esta banda organizada, en los municipios de Cospeito, Vilalba y Pastoriza, según han señalado las mismas fuentes.

Las actividades de investigación se iniciaron a principios de junio del año pasado cuando una madrugada dos individuos asaltaron una vivienda en el lugar de Arcilla, en el municipio de Cospeito, al entrar por una ventana y amenazar a la víctima con un machete, obligándole a entregarles el dinero que tenía en casa.

Posteriormente, en el mes de julio se conocieron dos hechos similares en Arbol, en Vilalba, y Pousada, en A Pastoriza, en los que los autores, con un modus operandi similar, llegaron a golpear a sus víctimas y les causaron lesiones. Además de estos "graves hechos", según relata el Instituto Armado, se les atribuyen diversos hurtos cometidos al descuido y estafas, también en viviendas rurales ocupadas por ancianos.

A pesar del "especial cuidado de los autores por no ser reconocidos, modificando su tono de voz habitual y empleando pasamontañas y otros elementos para preservar su identidad", la Guardia Civil destaca que desarrolló una "amplia investigación", que se alargó durante casi un año, hasta recabar los indicios necesarios para determinar la identidad de los autores. Así, subraya que se realizaron actuaciones en las provincias de Lugo, A Coruña y Murcia, lugares de residencia de los autores.

Con la detención del cabecilla, realizada el pasado jueves en Lugo, y la investigación de sus colaboradores, que tuvieron lugar de forma escalonada durante las últimas semanas en las provincias de Murcia y Lugo, se da por finalizada la operación Sesete.

La investigación, que es dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Vilalba, ha sido desarrollada por agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo, con la colaboración de componentes del mismo cuerpo de la Comandancia de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine