El presunto asesino de Chapela ingresa en prisión por riesgo de fuga y reincidencia

La juez atribuye a José Luis Luna, que solo contestó a su defensa, dos delitos de asesinato - Reconoció ser consumidor asiduo de alcohol y drogas

27.06.2017 | 02:30
José Luis Luna, ayer a su paso a disposición judicial en Redondela.

La gravedad de los hechos y los numerosos antecedentes con los que cuenta su historial delictivo -robo, atentado a la autoridad, tenencia ilícita de armas, drogas o quebrantamiento, entre otros- fueron las razones que contempló el fiscal para solicitar el ingreso en prisión preventiva de José Luis Luna Pereira y así lo decretó la juez. Tras varias horas de comparecencia, la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Redondela ordenó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para el vecino de Vigo detenido por matar presuntamente de un disparo en el pecho a un joven de 25 años la madrugada de la noche de San Juan en la playa de Arealonga, en Chapela, tal y como confirmaban fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). La magistrada le atribuye, al igual que el Ministerio Fiscal, la presunta comisión de dos delitos de asesinato, uno de ellos en grado de tentativa, ya que un amigo de la joven víctima Daniel Beltrán pudo esquivar un segundo disparo tras recriminarle al investigado lo que acababa de hacerle a su compañero.

Tras tres días en el que los investigadores de la Policía Nacional recopilaron el mayor número de pruebas y se le practicó otras diligencias como un registro domiciliario y un examen forense en la sede del Imelga en Vigo, el detenido, que residía con su madre y tiene al menos una hermana, pasaba ayer a disposición judicial al cumplirse el plazo máximo de 72 horas de arresto. Si en calidad de arrestado guardó silencio ante la Policía Nacional, ayer ante la juez sí declaró, aunque sólo a preguntas de su abogada. Aunque rehusó hablar de los hechos por los que fue detenido, sí hizo referencia a su situación personal y confesó, según fuentes próximas al caso, consumir con asiduidad alcohol y drogas, lo que podría suponer una atenuante o eximente de cara a un futuro juicio. De seguirse la causa por los ilícitos señalados, José Luis Luna podría enfrentarse a penas superiores a los 30 años de cárcel. Las preguntas formuladas por el fiscal le fueron leídas si bien Luna Pereira se acogió a su derecho a no contestar.

La comparecencia judicial por este procedimiento se alargó durante más de cinco horas, en las que además de prestar declaración el ahora reo también lo hicieron varios testigos del trágico suceso del pasado 25 de junio en Arealonga. Amigos de la víctima y personas que se encontraban en el arenal redondelano en el momento de los fatídicos hechos -en total fueron cinco las citaciones- testificaron ante la juez instructora sobre lo sucedido, si bien no ha trascendido el contenido de sus testimonios.

Estas comparecencias y otras muchas diligencias continuarán en el juzgado de Redondela en los próximos días, con el fin de arrojar luz a los motivos que perpetraron el suceso. Y es que según apuntaban fuentes policiales, la reacción del agresor fue "abrir fuego sin más" sobre el fallecido con un arma corta de gran calibre, un revolver modelo Magnum en el que trabajan los agentes para dar con su origen y si fue usaba en otros hechos delictivos. Conocidos y vecinos del joven fallecido aseguraban ayer a las puertas del juzgado que no existía relación entre víctima y detenido, señalando que como mucho "se conocerían de vista, como todos".

Dani, como era conocido el fallecido en Chapela, discutió con el agresor reprochándole que orinase en la playa junto a la zona en la que ellos se encontraban. Esto motivó presuntamente a Luna Pereira a dispararle un tiro justo bajo el pecho causándole la muerte. Su amigo, a quien también intentó atacar, pudo salvarse al no ser alcanzado por el disparo y huyó a la carrera hasta localizar a una patrulla de agentes de paisano que se encontraban en los alrededores. El joven fue incinerado el domingo tras ser velado por familiares, allegados y amigos en el Tanatorio de Tanamañó, en Redondela.

Por su parte, José Luis Luna ya se encuentra en el penal de A Lama donde permanecerá en principio hasta la celebración de juicio. A primera hora de la tarde de ayer, un furgón de la Guardia Civil lo trasladó a la prisión pontevedresa. Viejo conocido de las fuerzas del orden, fue condenado hasta en seis ocasiones desde 1994 y, al menos, 2014, con periodos de por medio en los que pasó largas estancias entre rejas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine