Infracciones de tráfico

Peligro, famoso al volante

Futbolistas, toreros, políticos u artistas, nadie se salva del ojo de Tráfico cuando comete una imprudencia

07.03.2013 | 02:14
Karim Benzema ha sido multado por exceso de velocidad.
Karim Benzema ha sido multado por exceso de velocidad.

Futbolistas, toreros, profesores, jinetes, bailaores y hasta políticos. Nadie se salva del ojo de Tráfico y personajes famosos que deberían dar ejemplo al volante han sido sorprendidos por el radar o por los agentes de la Guardia Civil cometiendo graves infracciones.

El último caso conocido es el del jugador brasileño del Real Madrid Marcelo Vieira, que sin ningún punto en su carné se saltó un ceda el paso nada más abandonar en su coche la ciudad deportiva de su club.

Los árbitros, o sea los agentes de la Guardia Civil, se percataron de su infracción, le pararon y constataron que a Marcelo no le quedaba ni un solo punto. Tarjeta roja y al juez.

Tan grave como este comportamiento fue el de su compañero de equipo, el francés Karim Benzema, pillado a 216 kilómetros por hora, más del doble de la velocidad permitida en la M-40 de Madrid.

Ese mismo día, el 3 de febrero, otro futbolista merengue, Essien, también eligió la misma carretera para circular a 150 kilómetros por hora y también fue multado.

Se cuenta que en el mismo momento que fue sorprendido Benzema, otro jugador blanco circulaba tan rápido -casi 260 kilómetros por hora- con su vehículo de alta gama que el radar no pudo siquiera fotografiarle.

Más osado fue el jugador del Rayo Vallecano Pedro Botelho, que ni siquiera tiene carné de conducir y se chocó contra un vehículo camuflado de la Policía. Para colmo, dio positivo en el control de alcoholemia.

Inactivo ya en los campos de fútbol, el exjugador alemán Michael Ballack no podrá conducir durante año y medio por España después de circular a 211 kilómetros por hora por la autovía A-5, cerca de Trujillo (Cáceres).

Aunque no han sido multados, la opinión pública ha podido ver cómo jugadores tan queridos como Iker Casillas conducía con la mano escayolada, pese a que no está prohibido, o el culé Gerard Piqué que llevó a su hijo recién nacido sin la obligada protección.

Fuera ya del césped, y ya en la arena, el torero José Ortega Cano tampoco colocó a su bebé en la sillita reglamentaria ni se puso el cinturón de seguridad.

Por fortuna no ocurrió nada, como sí lamentablemente sucedió en mayo de 2011 cuando el diestro protagonizó un accidente de tráfico en el que murió el conductor del otro vehículo. Ortega Cano se enfrenta a una petición de cuatro años de cárcel por este siniestro.

Ocho meses de retirada de carné le costó al jinete Álvaro Muñoz Escasi por dar positivo en un control de alcoholemia en Madrid el pasado año.

Conducía ebrio también en septiembre de 2010 el profesor Jesús Neira, conocido por haber recibido una brutal paliza al defender a una mujer que estaba siendo violentada por su pareja.

Los políticos tampoco se han librado. Así, el entonces presidente de las Nuevas Generaciones del PP Ignacio Uriarte tuvo que dimitir ese mismo año como vocal de la comisión de Seguridad Vial del Congreso al dar positivo en un control de alcoholemia.

Uriarte es solo un ejemplo de los al menos ocho políticos que fueron sancionados por no respetar las normas de circulación entre 2009 y 2011, entre ellos el alcalde socialista de Siero (Asturias), Juan José Corrales, que también dio positivo tras sufrir un accidente con su coche oficial. Después dimitió.

Y si un caso llenó páginas de periódicos fue el del bailaor Juan Manuel Fernández Montoya, "Farruquito", quien en enero de 2007 tuvo que ingresar en la cárcel para cumplir una condena de dos años por atropellar a un hombre en Sevilla y conducir sin carné. Por si fuera poco, huyó.

Enlaces recomendados: Oscars | Los Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión Coruña