Alfombra roja en los Juegos de Río

13.08.2016 | 00:59
Matthew McConaughey y su mujer, Camila Alves, siguen un partido de baloncesto en Río.

Muchos famosos no quieren perderse los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y por ello, estos días esta ciudad brasileña puede presumir de contar con su particular alfombra roja. Es el caso del actor estadounidense Matthew McConaughey que se ha convertido en otra estrella de los Juegos. No es el único, hasta la cita olímpica se han desplazado decenas de personajes del cine, la farándula y el deporte, como el astronauta Buzz Aldrin.

Matthew McConaughey y su esposa, la modelo brasileña Camila Alves, se han dejado ver en los pabellones olímpicos, paseando por la ciudad e incluso alternando en una conocida favela. El ganador de Oscar en 2013 por Dallas Buyers Club, disfrutó viendo en la piscina a Michael Phelps, el encuentro que la selección de Estados Unidos de baloncesto disputó contra la de Australia y no quiso perderse tampoco a los deportistas de su país en tenis de mesa, judo o rugby, entre otras disciplinas.

La pareja se acercó a Vidigal, la favela de moda de Río -donde tienen casa otros famosos de las revistas del corazón, como el futbolista David Beckham-, para disfrutar de sus extraordinarias vistas sobre la ciudad.

También el actor Eddie Redmayne, galardonado con un Oscar por La teoría del todo, se encuentra en Río de Janeiro con su esposa, Hannah Bagshawe, y su bebé Iris. Embajador de una conocida marca de relojes, Redmayne fue la estrella de una fiesta privada en Río y, aunque mantiene un perfil bajo, aprovecha su visita para disfrutar de los Juegos Olímpicos y conocer la ciudad.

Como Elizabeth Banks, la protagonista de Los juegos del hambre, que ha apoyado al equipo de gimnasia y de baloncesto y se ha paseado por los barrios de la zona sur de Río.

Su compatriota Leslie Jones (que participa en Cazafantasmas) también disfruta de la cita olímpica y se estrena como corresponsal deportiva para un conocido canal de televisión de su país.

El octogenario astronauta Buzz Aldrin, el segundo hombre en poner un pie en la luna con la misión del Apolo 11, también se encuentra estos días en Río de Janeiro junto a su familia. Aldrin ha reconocido que lo que está viendo en los Juegos de Río le quedará en la memoria, especialmente las actuaciones de las estrellas más jóvenes del deporte, como la gimnasta Simone Biles o el nadador Michael Phelps.

Por su parte, Alberto de Mónaco, que llegó a Río para la inauguración de los Juegos, no quiso perderse el triunfo de Phelps en las piscinas olímpicas. En la apertura de los Juegos estuvieron también los reyes Felipe y Matilde de Bélgica y el príncipe Joaquín de Dinamarca.

La exgimnasta rumana Nadia Comaneci se ha rendido ante Simone Biles y así lo ha confesado ante admiradores y periodistas en Río, donde no se perdió las pruebas de gimnasia, su antigua disciplina deportiva. Otro exdeportista que acudió a la cita olímpica es Carl Lewis, el que en su día fuera bautizado con el apodo de hijo del viento.

Los Juegos Olímpicos han atraído a decenas de rostros del mundo del corazón brasileño, como las modelos Alessandra Ambrosio y Adriana Lima, y a la top Gisele Bundchen, que quedará en la memoria como la nueva chica de Ipanema tras desfilar en la ceremonia inaugural de Maracaná, que alterna sus días en Río entre los pabellones olímpicos y los paseos con sus hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine