Hábitos saludables

Ocho consejos para reforzar tu sistema inmunológico

Descubre cómo puedes mejorar tus defensas para minimizar el riesgo de infecciones

31.01.2017 | 17:06
El deporte nos ayudará a reforzar nuestras defensas

Factores que perjudican nuestro sistema inmunológico

  • La contaminación ambiental
  • Estar expuesto a agentes químicos
  • Fumar o consumir bebidas alcohólicas
  • La falta de sueño
  • Una mala alimentación
  • El estrés y los estados de ansiedad
  • El consumo de medicamentos
  • La deshidratación

El sistema inmunológico resulta fundamental para mantener una salud óptima, ya que es el responsable de la defensa natural del cuerpo contra las infecciones que pueden provocar agentes extraños como virus, bacterias, parásitos... En este sentido, mantener en un estado óptimo nuestro nos ayudará a minimizar los riesgos de sufrir procesos gripales o resfriados, tan frecuentes en estos meses invernales, además de muchas otras infecciones.

En cualquier caso, nuestros hábitos de vida pueden provocar que los mecanismos inmunitarios de nuestro organismo sufran deficiencias que alteran su correcto funcionamiento. El estrés, una mala alimentación, dormir poco, la contaminación ambiental o la exposición a agentes químicos son algunos de los factores que ponen a prueba nuestros mecanismos defensivos y pueden alterar negativamente nuestro sistema inmunológico y, por tanto, alterar los mecanismos con los que actúan nuestras defensas.

Con el objetivo de fortalecer nuestro sistema inmune, existen una serie de hábitos cotidianos que podemos adoptar:

Adoptar una alimentación saludable

Frutas, verduras, pescados y cereales son nuestros principales aliados para mantener al 100% de su efectividad a nuestras defensas. Los alimentos ricos en zinc, hierro y vitaminas A, C, D y E son grandes aliados para nuestras defensas, que agradecerán que mantengamos una alimentación variada y equilibrada y huyamos de las dietas altas en grasas, especialmente las saturadas y grasas trans. También es importante intentar evitar los alimentos que contienen pesticidas y metales pesados.

Frutas, verduras, pescados y cereales son nuestros principales aliados / Getty Images

Adoptar una rutina alimentaria regular

 Tan importante como la correcta alimentación es también adoptar una rutina alimentaria, evitando saltarse comidas y manteniendo unos horarios fijos.

Relajarse

Los nervios y el estrés diario juegan un papel muy negativo en la salud de nuestro sistema inmune. En este sentido, adoptar unos hábitos de vida saludables y saber relajarse nos ayudarán a mejorar nuestra inmunidad. Para ellos, existen muchas prácticas y técnicas que trabajan sobre la respiración y ayudan a minimizar el estrés, como la meditación, el yoga, pilates? Estas prácticas, además, nos ayudarán a generar endorfinas, potenciador natural de las defensas.

Hacer ejercicio nos ayuda / Getty Images

Hacer ejercicio

La actividad física es otra de las claves para reforzar nuestro sistema inmunológico. Huir del sedentarismo y hacer ejercicio de forma moderada hará que nuestras defensas estén plenamente operativas. Y es que el ejercicio aumenta el flujo sanguíneo e incrementa la excreción del cuerpo de metabolitos dañinos, lo que ayuda a que el sistema inmunológico funcione correctamente. Además, al igual que los ejercicios de relajación, la práctica deportivo puede ayudarnos a generar endorfinas, un potenciador natural de las defensas.

Descansar de forma correcta

 Dormir bien, tanto en cantidad como en calidad, es otro condicionante fundamente para tener un sistema inmunológico fuerte. Un descanso incorrecto es tan perjudicial para nuestras defensas como el sedentarismo. Además, un correcto descanso nos ayudará a mejorar nuestro estado de ánimo y, por tanto, los niveles de energía.

Hidratar correctamente el cuerpo

 Beber la suficiente cantidad de agua (al menos 1,5 litros al día) aporta energía a los músculos, mejora mejora la función intestinal y equilibra los niveles de líquido de nuestro cuerpo, algo que nuestro sistema inmune agradecerá.

Beber 2 litros de agua es imprescindible / GettyImages

Evitar los malos hábitos

Al igual que existen conductas que refuerzan nuestro sistema inmunológico, otras lo perjudican gravemente. El tabaquismo, la ingesta de bebidas alcohólicas o el excesivo consumo de grasas y azúcares afectarán de forma negativa a nuestras defensas.

Besar

Aunque pueda sonar raro, lo cierto es que los besos ayudan también a reforzar el sistema inmunitario. Y es que la saliva contiene sustancias que combaten bacterias, virus y hongos y además estimula el inmunitario y lo fortalecen para crear anticuerpos. Por si fuera poco, los besos liberan endorfinas y hormonas como la dopamina y la oxitocina, ligadas al cariño y la ternura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud


Diez trucos para dormir bien durante una ola de calor

Diez trucos para dormir bien durante una ola de calor

Sigue estas recomendaciones para descansar como es debido durante la época estival o el resto del...

¿Cuántos parásitos tiene el agua que bebemos?

¿Cuántos parásitos tiene el agua que bebemos?

Un estudio señala que los niveles registrados son muy bajos y no suponen un riesgo sanitario

¿Por qué se arruga la piel en el agua?

¿Por qué se arruga la piel en el agua?

No es por una reacción bioquímica, sino por la contracción de los vasos sanguíneos de la piel

La espera para operarse en la sanidad pública se dispara hasta los 115 días

La espera para operarse en la sanidad pública se dispara hasta los 115 días

Traumatología y Oftalmología son las especialidades con mayor número de pacientes en espera

Consejos para prevenir la cistitis

Consejos para prevenir la cistitis

Todo lo que debes saber sobre la infección de orina, tratamiento y hábitos para controlar su...

El aceite de oliva podría prevenir el Alzheimer

El aceite de oliva podría prevenir el Alzheimer

Científicos comprueban que reduce los riesgos de pérdida de memoria y enfermedad cardiovascular

Enlaces recomendados: Premios Cine