04 de marzo de 2019
04.03.2019
Cartas de los lectores

Otro autobús del odio y la vergüenza

04.03.2019 | 00:26

Incitar al odio debería ser un delito, pero en España depende de quién lo incite. Si lo hace una secta ultrarreligiosa, nacional católica y fascista, en ese caso no pasa nada. Pueden hacerlo hasta en autobús y recorrer el Estado español escupiendo su mensaje de odio y sus mentiras con absoluta impunidad.

Su primer autobús del odio y la vergüenza atacaba a los transexuales, en esa ocasión un autobús con una frase tan estúpida como Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva provocaba asco y vergüenza ajena por donde pasaba. Comenzaron atacando de un modo cobarde a uno de los colectivos más castigados y vulnerables.

La sociedad les respondió con protestas y burlas, pero quien tenía que responder no lo hizo, la Justicia no actuó para defender la libertad sexual.

Pero cuando creíamos que no podíamos ver una estupidez más grande, llega otra vez Hazte Oír y lanza un autobús con la cara de Hitler y el mensaje Stop Feminazis y las leyes de género discriminan al hombre.

Un nuevo autobús de la tontuna nos avergüenza como sociedad al permitir que circule.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contacto. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook