15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Opinión de A Coruña
Cartas de los lectores

Feliz 9 de mayo, día de Europa

15.05.2020 | 01:11
Feliz 9 de mayo, día de Europa

El 9 de mayo de 1950, un licenciado en Derecho lorenés, el ministro de Asuntos Exteriores francés Robert Schuman hacía una declaración histórica que es considerada como la partida de nacimiento de la Unión Europea.

Será el propio Schuman quien afirme: "mi filosofía política es el realismo sin ideología". Por eso, pronto se pondría en camino involucrando a otros en tan noble tarea; a un alcalde de Colonia, Konrad Adenauer, que será perseguido por los nazis y que era conocido como Der Alte (El Viejo), y a un italiano que, empujado por las circunstancias históricas, comenzó su andadura política en el parlamento vienés, Alcide de Gásperi.

Schuman sabía que solo no lograría su objetivo. Los tres eran hombres de su tiempo que supieron adelantarse al futuro.

Después de la II Guerra Mundial el viejo sueño de una Europa unida y reconciliada se convirtió en una urgencia, y, por tanto, se hizo de la necesidad virtud. Será en 1946, cuando los tres políticos, todos ellos demócrata-cristianos, comenzaron a diseñar un plan con el objetivo de conformar unas bases sólidas que sirvieran para la consecución de una Europa en paz. En dicha Declaración se buscaba no repetir los errores del Tratado de Versalles y se llamaba a Francia y Alemania a superar su rivalidad histórica liderando la construcción europea; pero, ¿cómo se haría?: mediante un mecanismo de "realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho". En este sentido, propuso "someter el conjunto de la producción franco-alemana de carbón y de acero a una Alta Autoridad común", que sería la primera etapa de un proceso mucho más largo y ambicioso tendente a la federación. Esta cooperación llevaría a la creación de una organización abierta a otros países europeos, con unión aduanera, unidad de producción. Nacería así en París en 1951 la CECA (la Comunidad Económica del Carbón y del Acero). En un primer momento, se puso la economía como eje, pero el proyecto tenía un trasfondo mucho más profundo: lograr un afianzamiento de la paz y la concordia en el continente a través de la cooperación entre los distintos Estados europeos.

LA OPINIÓN publica opiniones de sus lectores, así como réplicas y sugerencias de interés general que sean respetuosas hacia las personas e instituciones. Las cartas pueden ser enviadas a LA OPINIÓN por vía postal (C/ Franja 40-42 15001 A Coruña), por fax (981 217 401) o por correo electrónico/cartasaldirector@laopinioncoruna.com). Deben tener como máximo 20 líneas e incluir nombre, apellidos, DNI, domicilio y teléfono de contaco. LA OPINIÓN se reserva el derecho a extractarlas.

Cláusula Legal: LA OPINIÓN A Coruña S. L. (C/ Franja, 40-42, 15001, A Coruña), le informa que sus datos de carácter personal facilitados en este formulario de cartas al director, serán incorporados a nuestros ficheros y tratados automatizadamente. De acuerdo a la L.O.P.D. 15/1999 (Ley Orgánica de Protección de Datos), vd. podrá ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición conforme a dicha ley. El titular de los datos se compromete a comunicar por escrito a la compañía cualquier modificación que se produzca en los datos aportados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook