12 de diciembre de 2014
12.12.2014
Los trabajadores salen a la calle

Personal de Alcoa exige a Soria las mismas ventajas que la industria francesa y alemana

Los grandes consumidores industriales galos reciben suministro de centrales nucleares, más baratas, mientras que el recibo germano no incluye peajes ni impuestos

12.12.2014 | 00:56
La delegación gallega, a la derecha, al final de la movilización de ayer, en la avilesina plaza del Parche. ricardo solís

Avilés moviliza a 15.000 personas en la protesta a la que viajaron 200 empleados coruñeses

El comité de empresa de la fábrica de Alcoa en A Coruña exige que el Gobierno busque una fórmula legal que permita rebajar la factura de la industria de consumo eléctrico intensivo -el 45% de los costes de las plantas de A Coruña y Avilés son energéticos-. El presidente del comité, Nazario Arias, explica que a pesar de que el Estado se excusa con las limitaciones que la Unión Europea pone a lo que puede ser considerado como ayudas de Estado, tanto Francia como Alemania facilitan que su industria pesada disfrute de mejores precios. Éste de hecho es uno de los argumentos de los trabajadores coruñeses de Alcoa, que ayer fletaron dos autobuses -además de 40 coches particulares- para participar en la manifestación de Avilés hasta sumar unos 200 trabajadores, que se sumaron a los más de 15.000 asturianos que salieron a la calle en defensa de la industria aluminera.

El Gobierno galo decidió suministrar a estas grandes empresas con la electricidad generada por las centrales nucleares, más barata en el mercado que la de otras fuentes, en un sistema que permite desagregar las distintas fuentes de generación del mix eléctrico. Los consumidores industriales alemanes tampoco tienen que abonar unos precios tan altos, porque en su recibo eléctrico no se cargan los impuestos sobre la electricidad ni tampoco otros costes como los peajes que en España han incrementado considerablemente el recibo de empresas y particulares.

"Es imposible que la industria española pueda competir con eso. Si en esos dos países se pueden hacer ajustes de este tipo, aquí también se podrá", se queja Arias. Al comité le urge que el Ministerio de Industria convoque la segunda subasta de incentivos eléctricos a la interrumpibilidad que prometió y que en ella se ofrezcan bloques de 90 megavatios (MW) interrumpibles a un precio razonable para que Alcoa se adjudique uno para la planta de A Coruña y otro para la de Avilés. Es la única fórmula, según el presidente del comité, de lograr que la multinacional estadounidense retire el despido colectivo que pende como una espada de Damocles sobre los 800 empleados que suman ambos centros, pero no la solución definitiva.

Pero los trabajadores apoyan, aunque con matices, la propuesta de BNG, CIG y AGE de reclamar una tarifa eléctrica que compense a Galicia por ser una comunidad productora de energía y excedentaria -exporta entre un 30 y un 40% de lo que produce-. Nazario Arias recuerda que el Gobierno no puede negar este trato a Galicia después de negociar con el PNV una rebaja a la industria mediana vasca -como adelantó ayer este periódico- lo que dejará en desventaja a las empresas del metal gallegas que compiten con las de Euskadi.

"¿Tenemos que secuestrar al presidente de la Xunta para que nos apliquen una tarifa distinta? -se pregunta Nazario Arias- Entre nuestra fábrica de A Coruña y la de Avilés, consumimos el 50% de lo que produce la planta de San Cibrao, a la que le están construyendo un gasoducto. A ver quien lo compra si nos cierran cuando la producida en Guinea Conakry es más barata".

MANIFESTACIÓN HOY EN A CORUÑA

La plantilla de calienta motores para la manifestación que a las siete de esta tarde partirá de la plaza de A Palloza para protestar contra el plan de cierre de las plantas que la multinacional estadounidense tiene en A Coruña y Avilés y el despido de un total de 800 trabajadores, las dos que se quedaron sin las bonificaciones eléctricas por interrumpibilidad . La protesta, que va sumando apoyos a medida que pasan las horas, coincide con una jornada de huelga de 24 horas en la factoría, que arranca a las seis de esta mañana.

Poco habrán dormido los 200 empleados que ayer se desplazaron a Avilés para solidarizarse con sus compañeros y viajaron de noche de regreso. Armada con petardos, instrumentos, bocinas y un completo repertorio de cánticos, la delegación gallega -también compuesta por trabajadores de San Cibrao- se dejó notar en Avilés y al término de la movilización masiva recibió un sonoro aplauso de agradecimiento.

Los trabajadores coruñeses contarán con el apoyo de la federación de asociaciones de vecinos de A Coruña y su comarca, y de todos los partidos de la oposición, además de los trabajadores asturianos que hoy viajarán hasta A Coruña. El BNG movilizará a la diputada en el Congreso Rosana Pérez, a Francisco Jorquera y a su portavoz municipal, Xosé Manuel Carril. Acudirá también la viceportavoz de AGE en el Parlamento, Yolanda Díaz. Los socialistas estarán representados por su líder en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, quien ayer también se desplazó a Avilés. "Hay que reclamar el fin de la lotería energética para todos, industrias y particulares, cuyo precio se incrementó un 70% en los últimos años", dijo.

La plantilla coruñesa tiene difícil superar las cifras de Avilés, que ayer vivió la segunda manifestación más numerosa de su historia en defensa de la industria y la primera desde 1978, cuando salieron a la calle 100.000 personas.

La movilización de los trabajadores de Alcoa en A Coruña ha comenzado hoy temprano con barricadas en la entrada a la factoría coruñesa, según han informado los Bomberos, que han acudido en dos ocasiones por precaución tras recibir aviso de la quema de neumáticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia