03 de diciembre de 2017
03.12.2017
José Luis Acea Rodríguez Consejero delegado de Banca March

"El sistema financiero español ha hecho los deberes y ayudará a impulsar el país"

"Las ayudas siempre son bienvenidas, pero hay que saber gestionarlas y salir de ellas fortalecidos" - "España está preparada para la retirada de estímulos"

03.12.2017 | 03:30
El consejero delegado de Banca March, José Luis Acea.

El consejero delegado de Banca March, el gallego José Luis Acea, asegura que el sector financiero "ha hecho los deberes" y que contribuirá al desarrollo del país en los próximos años. Sobre la regulación a la que está sometida la banca, defiende que su objetivo es mantener la confianza de los clientes, "algo que se tarda mucho tiempo en ganar pero que se pierde rápido". Y aunque la estrategia del banco que dirige no tiene entre sus prioridades crecer mediante adquisiciones -como la compra al grupo Orey del 49,99% de su participación en Banco Inversis-, Acea aclara que la entidad está atenta a "cualquier oportunidad"

- ¿Qué busca el plan estratégico 2017-2019 de Banca March?

-Hacer crecer el banco en un momento en el que creemos que tenemos muchas oportunidades en el mercado. El reto de crecimiento en ambicioso, pues queremos hacerlo con tasas de dos dígitos. En el primer semestre lo estamos consiguiendo y desde luego el compromiso de toda la organización es luchar por tener éxito.

- ¿Este crecimiento se verá reflejado en la creación de empleo o en aperturas de oficinas?

-El plan está hecho para poder sacarlo adelante con la estructura del banco actual. Somos un banco con un concepto muy global en términos de asesoramiento y lo que tenemos es una red local que da confortabilidad al cliente. El dimensionamiento de red no es una cuestión solo de contar sucursales, es la capacidad que tenemos de hacer un negocio bien fundamentado.

- En 2016 Banca March compró al grupo portugués Orey el 49,99% de su participación en Inversis, con lo que quedó como propietario único. ¿Prevén realizar más operaciones de este tipo?

-Nuestra naturaleza no es crecer con adquisiciones, pero nuestra estrategia no deja de estar pendiente de cualquier oportunidad. Inversis es un banco de bancos, un negocio B2B [ business to business] muy tecnológico. Complementa bien la oferta que el grupo Banca March puede hacer al mercado pues sus clientes son institucionales, grandes compañías o clientes mayoristas. Claramente es un modelo de crecimiento que no dejamos de valorar, pero nuestra actividad es crecimiento orgánico porque es donde aportamos mucho más.

- ¿La compra del centro comercial ABC Serrano en Madrid es una acción aislada o prevén abrir una vía de inversión con centros comerciales en otras comunidades?

-Una parte muy singular de nuestra actividad, muy poco replicable por los competidores, es la coinversión. Coinversión es la capacidad que tienen nuestros clientes de invertir con los accionistas en productos de valor. La necesidad de seguir creciendo en productos de coinversión nos puso por delante una buena operación. De ahí la adquisición de ABC Serrano. No es que forme parte de una tendencia inversora inmobiliaria, sino de una esencia en nuestra oferta de valor y nuestra estrategia de negocio que tiene que ver con hacer de la coinversión un elemento diferenciador.

- ¿Cómo se han resistido a la tentación, en la que cayó la mayoría del sector, del corto plazo?

-Una economía fuerte necesita de un sistema financiero fuerte. Pero en el sistema financiero no todo el mundo es igual, aunque todo el mundo aporta valor. Nuestro banco es familiar y tiene 90 años de historia donde la prudencia y el largo plazo son sumamente inherentes a la capacidad de generar ganancia. No voy a justificar ni explicar las acciones de otros. En nuestro caso, no es una cuestión de tentaciones, sino de modelos. El no estar cotizado y ser una empresa familiar nos permite que el mercado no nos arrastre con presiones cortoplacistas.

- ¿Una salida a Bolsa seguiría siendo una especie de traición a la esencia de la entidad?

-Banca March no tiene previsto salir a Bolsa y no creo que fuera una traición. Las compañías que salen a Bolsa toman una decisión que me parece absolutamente libre y coherente desde cualquier punto de vista de cualquier modelo financiero. No deja de ser una alternativa importante para poner en valor compañías hacia el gran inversor o hacia el inversor minorista que confía en cierto proyecto. En nuestro caso, no es determinante. Si hemos sobrevivido 90 años sin salir a Bolsa es porque tenemos una accionariado estable y perfectamente comprometido con el modelo del banco.

- Una de las vías de crecimiento del banco en la inversión colectiva son las Sicav [Sociedades de Inversión de Capital Variable]. Están en el punto de mira de partidos políticos y Hacienda, que los consideran vehículos para manejar grandes fortunas. ¿Se plantean seguir potenciando esa herramienta?

-Llevo oyendo hablar de cambios dos años. Podremos tomar alguna determinación con las Sicav cuando la regulación cambie. Cuando sea así, el banco no solo será activo sino proactivo. Las Sicav son instrumentos que funcionan. Nosotros tenemos las más grandes de este país que, con un criterio de inversión muy prudente, han dado muchísimas alegrías a nuestros inversores. Una Sicav tiene más de 1.600 millones de patrimonio y más de 6.000 clientes. Lo que venga en el futuro ya lo veremos.

- ¿Cómo aborda el banco la transición al mundo digital?

-La digitalización ha venido para quedarse. Es una herramienta muy potente para darle al cliente todas las alternativas posibles para que su experiencia en relación con el banco sea buena. Hemos duplicado la inversión en tecnología en los últimos años y estamos siendo tremendamente rigurosos con lo que esa inversión supone en la adecuación regulatoria que está de camino.

- ¿No hay peligros en la introducción de las nuevas tecnologías en la relación con el cliente?

-Por el modelo de negocio y estrategia que tenemos, para nosotros es determinante no perder la relación personal. Cuando hablamos de cosas tan serias cómo gestionar el patrimonio de alguien al medio y largo plazo, mirarle a la cara es una buena herramienta. Esto no significa que el cliente no pueda tener toda la capacidad de preguntar y relacionarse con su banquero de la manera que le resulte más cómoda.

- Tras una larga crisis, ¿ha llegado el momento de flexibilizar el listón de los 300.000 euros para captar más clientes?

-El listón de los 300.000 euros es una lectura interna a partir de la cual nosotros somos capaces de generar valor a un cliente. No se trata de una base para asustar a clientes con menos de 300.000 euros, pero nuestro objetivo en banca patrimonial y banca privada es aportar valor a partir de un patrimonio razonablemente gestionado. Buscamos un capital mínimo sobre el cual poder ejercer una actividad sobre la que podemos aportar valor.

- ¿Durante la crisis perdieron clientes?

-No hemos dejado de ganar clientes en los últimos diez años.

- ¿Cuánto prevén crecer?

-Prevemos que los clientes crezcan un 20%, lo que supondría duplicar en tres años la cifra de clientes que tenemos.

- ¿La reestructuración bancaria ha finalizado?

-Lo que tenga que venir, lo veremos, pero ya no será nada abrupto. Cualquier país que quiera presumir de una economía potente y con capacidad de crecimiento razonable en un entorno cada vez más competitivo requiere de un sistema financiero fuerte. Tengo meridianamente claro que el sistema financiero español ha hecho muchos deberes en los últimos años y confío en que será muy fuerte para ayudar al crecimiento de este país.

- La nueva directiva sobre Mercados de Instrumentos financieros (Midif II), que se centra en el cliente, ¿pondrá fin a las malas prácticas?

-La regulación ayuda a la confortabilidad del cliente y la obligación de los bancos no solo es ser muy rigurosos con ella, sino ser tremendamente activos en explicarla. Dicho esto, niego la mayor en nuestro caso. Nosotros no necesitamos regulación para hacer las cosas bien. El Midif II, que entra en vigor en enero de 2018, viene a trasponer regulación europea que hace mucho más confortable para el cliente la exigencia que las entidades financieras tenemos para ser pulcros en la relación con ellos. En este negocio la confianza cuesta mucho ganarla y se pierde muy rápido. La regulación ayuda a tenerla.

- ¿Cree que los varapalos judiciales por las cláusulas suelo ha demonizado la percepción que tiene la sociedad de la banca?

-Que la sociedad ha perdido confianza en el sector financiero es obvio. Con las sentencias hay que ser muy respetuosos, para mí no son un varapalo.

- ¿Está España preparada para la retirada de estímulos?

-Sí. Creo que en las facultades se estudiará este ciclo económico y de crisis como algo irruptivo. No lo hemos visto nunca en la economía mundial y hemos tenido que aprender a base de ir haciendo. Por eso es muy importante tener muy robustecidos los fundamentales de la economía y el sistema financiero que la acompaña. Además, todas las ayudas son bienvenidas cuando se ponen en marcha y luego hay que saber gestionarlas y salir de ellas fortalecidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine