16 de diciembre de 2017
16.12.2017

Los trabajadores de Alcoa acusan a Energía de improvisar y poner en riesgo a la industria

El comité de empresa de la fábrica de A Grela teme que haya "damnificados" en la puja de las primas eléctricas de la próxima semana -"Tenemos todas las papeletas", lamenta

16.12.2017 | 09:39
Vista de las instalaciones de Alcoa en el polígono de A Grela.

Los trabajadores de la fábrica que la aluminera estadounidense Alcoa tiene en A Coruña viven con preocupación los días previos a una subasta de los incentivos eléctricos para la gran industria que determinará el futuro de la compañía a corto plazo. Las primas que el Gobierno repartirá entre el lunes y el viernes de la semana que viene entre las empresas electrointensivas a cambio de prestar el servicio de interrumpibilidad -de reducir o suspender su consumo de electricidad cuando el sistema no logra atender la demanda- determinarán que muchas factorías (especialmente las de Alcoa, para las que la energía supone el 40% de sus costes) puedan ser rentables o no el próximo año.

El resultado de la puja, calificada por el propio Gobierno como "de transición" hacia un nuevo modelo energético, tendrá solo una vigencia de cinco meses (del 1 de enero al 31 de mayo), frente al año de las anteriores, algo que genera "incertidumbre e inestabilidad", según los empleados de la planta de A Grela. Pero a su corta duración se suma el endurecimiento de las condiciones, tanto por la rebaja en el precio de salida de los lotes en liza como en el número de paquetes de gran tamaño -a los que aspira la aluminera por ser los mejor remunerados- que se adjudicarán. Los bloques de mayor potencia -90 megavatios (MW)- serán solo ocho, frente a los 10 del año pasado, y Alcoa aspira a hacerse con seis (cuatro para la planta lucense de San Cibrao, uno para la de A Coruña y otro para la asturiana de Avilés). Esa reducción de los lotes mejor pagados provocará una mayor competencia si los candidatos a quedarse con ellos son los mismos que el año pasado (Alcoa, Arcelor-Mittal, Asturiana de Zinc, Celsa y Ferroatlántica), que aspiraban a once bloques. En esta puja descendente la aluminera estadounidense cuenta con la desventaja de que su dependencia de la factura de la electricidad es mayor, lo que le impide ofrecer el servicio a precios más bajos que sus competidores.

Esta situación preocupa a los trabajadores de la fábrica de A Grela, que ven la subasta de este año parecida a las de 2014 -cuando Alcoa estuvo a punto de cerrar tanto la planta coruñesa como la asturiana- y 2015, que tuvo en vilo a la plantilla por temor a ajustes de personal o de las condiciones laborales. El comité de empresa del centro de trabajo coruñés denuncia la "falta de planificación e improvisación" del Ministerio de Energía y lo acusa de poner en riesgo a la industria.

"Hay un anuncio de que este es un periodo de transición, pero no trae buenas noticias para A Coruña. Todo es improvisado, sin información y sin transparencia, y no queremos ser los damnificados en este cambio de sistema", explica el portavoz de la plantilla coruñesa, Juan Carlos López Corbacho. Los empleados dudan de que la empresa pueda lograr un resultado similar al del año pasado -cinco bloques de 90 MW: tres para San Cibrao, uno para A Coruña y otro para Avilés-, lo que puede dejar otra vez la planta coruñesa al borde del cierre. "Cuando no tienes información, debes tirar de la historia y está claro que siempre fuimos los más perjudicados con este sistema, por lo que lo más fácil es que volvamos a serlo", lamentó el presidente del comité de empresa de Alcoa en A Coruña. "El Gobierno no debería permitir que ninguna industria se quedase por el camino en esta fase de transición, pero está claro que con este sistema tenemos todas las papeletas para salir perdedores", añadió López Corbacho.

Los empleados de A Grela están "muy descontentos" con la gestión del Ministerio de Energía y consideran que aún no sabe qué modelo aplicará en el futuro. Además, denuncia la falta de planificación al fijar una subasta que solo tendrá cinco meses de vigencia "cuando podría haber prorrogado la situación actual hasta tener el nuevo modelo" para acabar con la incertidumbre en el sector.

La subasta del próximo lunes, que se celebra en Valladolid, pondrá en liza ocho lotes de 90 megavatios y 376 de cinco megavatios, peor remunerados. Sin embargo, estos últimos evitaron el cierre de Alcoa en A Coruña y Avilés en 2014 en una puja extraordinaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine