31 de diciembre de 2017
31.12.2017

La jubilación en 2018: con 65 años y 6 meses, salvo para las carreras laborales más largas

La edad media sigue en 64,2% años - En el nuevo año accederán a las pensiones 120.000 gallegos - Los trabajadores con mayor cotización pueden retirarse a los 65

31.12.2017 | 13:22

Unos 12.000 trabajadores gallegos se jubilarán a lo largo de 2018. Ese contingente de asalariados y autónomos accederá al sistema de pensiones con unas reglas que, por sexto ejercicio consecutivo, incorporarán desde el 1 de enero cambios en las condiciones de edad y en los procedimientos para fijar la cuantía de sus nóminas, de acuerdo con las reformas que desde 2013 se están aplicando de manera gradual. Las variaciones más relevantes que entrará en vigor en 2018 tienen que ver con la edad, el retiro anticipado, la jubilación parcial, el cómputo y la revalorización de las pensiones, que un año más será del mínimo pactado, un escaso 0,25% que hace perder poder adquisitivo a los jubilados, ya que los precios suben por encima de esa tasa, con un IPC del 1,2% al cierre de 2017.

Los años. La edad ordinaria de jubilación será desde enero de 65 años y seis meses. Según la reforma que se decidió en 2011, con el PSOE en el Gobierno, la edad para jubilarse aumentaría de manera escalonada a partir de 2013 hasta llegar a los 67 años en 2027. Durante el último lustro ha aumentado a razón de un mes al año y lo volverá a hacer en 2018. En cambio, a partir de 2019 el incremento será de dos meses en cada ejercicio. Sin embargo, los trabajadores con largas carreras de cotización pueden seguir retirándose a los 65 años sin penalización económica, tras haber cotizado durante al menos 36 años y medio.

El impacto de este aumento sobre la edad efectiva de retiro es por ahora muy limitado. Según la Seguridad Social, en 2017 los nuevos jubilados tienen como media 64,2 años, cifras iguales a las de 2013, primer ejercicio con la reforma.

Retiro anticipado. Como norma general, la jubilación anticipada forzosa (con despido previo) será posible a partir de los 61 años y seis meses (cuatro años por debajo de la edad ordinaria) siempre que se haya cotizado al menos durante 33 años. No obstante, se permite el retiro anticipado con 61 años y 30 cotizados, según las condiciones anteriores a la reforma, para quienes resultaron despedidos antes del 1 de abril de 2013 y no volvieron a estar de alta y para quienes resultaron afectados por expedientes de regulación de empleo firmados con anterioridad a esa fecha, en ambos casos siempre que el acceso a la jubilación se produzca antes del 1 de enero de 2019. La edad mínima para la jubilación anticipada voluntaria también se retrasa un mes, hasta los 63 años y seis meses, siendo necesario acumular 35 años de cotización.

Jubilación parcial. La jubilación mediante contrato relevo sufre variaciones en la edad mínima exigida. Será de 61 años y 6 meses si se tienen al menos 34 años y seis meses cotizados y de 62 años de haber cotizado durante 33. La excepción corresponde a los trabajadores afectados por planes que fueran incluidos en los convenios de las empresas antes de abril de 2013. En su caso la jubilación parcial será posible con 61 años siempre que se cumplan antes de que finalice 2019.

Cómputo. El período de cotización que se tendrá en cuenta para fijar la base reguladora (sobre la que luego se aplican porcentajes variables según el historial laboral) será el correspondiente a los 21 años anteriores a la jubilación, un año más que en 2017. En 2013 comenzó una ampliación gradual de ese período para elevarlo desde los 15 años anteriores a la reforma a los 25 años previstos en 2022.

Revalorización. Las pensiones subirán desde enero el 0,25%, el mínimo legal que, desde 2014, con el PP en el Gobierno, sustituyó al que garantizaba el poder adquisitivo de las prestaciones ligando la subida anual a la inflación. Una parte de los beneficiarios de pensiones de viudedad -viudas mayores de 65 años y con ingresos más modestos- tendrán un incremento mayor si se concreta un cambio que prepara el Gobierno y que está pendiente desde 2012: elevar la base reguladora desde el 52% al 60%. En 2018 la pensión mínima de jubilación de una persona con 65 años o más años y cónyuge a su cargo pasará de 786,86 euros al mes por catorce pagas a 788,90 euros mensuales. Los que no tengan cónyuge cobrarán un mínimo de 639,3 euros, frente a los 637,7 euros del último año.


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

David Galán, responderá a los lectores de LA OPINIÓN A CORUÑA sobre todo lo relativo a los mercados financieros y la Bolsa. David Galán es director de Renta Variable en Bolsa General y director del programa de Análisis Bursátil de la Escuela de Finanzas, colaborador de XTB, mayor bróker ´online´ de Europa.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine