11 de marzo de 2019
11.03.2019

Los sindicatos definen el marco eléctrico llamado a salvar Alcoa y Ferroatlántica

Las aportaciones de CCOO, UGT y CIG al estatuto electrointensivo piden acercar la regulación energética a la de la UE - La plantilla aluminera se reúne hoy con Industria

11.03.2019 | 00:46
Concentración de trabajadores de Alcoa a la entrada de la fábrica de aluminio de A Grela.

Las principales organizaciones sindicales han remitido al Gobierno sus propuestas para definir el Estatuto de la Industria Electrointensiva, el nuevo marco eléctrico llamado a salvar la actividad y el empleo en fábricas como la de Alcoa y Ferroatlántica. Los trabajadores claman para que el decreto se apruebe antes del final de la legislatura, a lo que se ha comprometido la ministra del ramo, Reyes Maroto, para blindar la posible operación de venta de las plantas alumineras de A Coruña y Avilés imprescindible para evitar los despidos. CCOO, UGT y CIG, principales sindicatos en Galicia, coinciden en pedir una tarifa industrial estable, predecible, que permita competir a las grandes consumidoras de electricidad que fabrican en España con los países del entorno europeo. Los trabajadores de Alcoa participan hoy en una nueva reunión en el Ministerio de Industria, donde esperan conocer novedades sobre la tramitación del texto.

Primas eléctricas a más largo plazo. CCOO, sindicato mayoritario en Alcoa, aboga en su propuesta por "definir un marco estable, y adecuadamente retribuido" para el servicio de interrumpibilidad, por el que el Gobierno paga primas a las compañías a cambio de su disponibilidad para desconectarse de la red. La asignación de ese servicio, añade CCOO, debe tener "una periodicidad al menos anual y preferiblemente bianual", frente a las subastas semestrales actuales, que dificultan la planificación de estas empresas, con vaivenes que inciden en el empleo. La última puja eléctrica, en diciembre, desencadenó un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) de dos años en Ferroatlántica, que afecta a unos 400 trabajadores en Galicia, en las fábricas de Sabón (Arteixo) y Cee-Dumbría (A Costa da Morte).

Equiparar las condiciones con las del entorno europeo. UGT considera que se deben habilitar esquemas de ayuda a las empresas electrointensivas "en todos los conceptos de coste de la factura eléctrica, de manera análoga al resto de Europa". La organización sindical solicita incluir en los presupuestos de 2019 las ayudas compensatorias por costes de emisiones indirectas de CO2 hasta el máximo habilitado por la UE, "tal y como hacen el resto de países europeos". Alemania destina a ello 245 millones de euros frente a los seis millones de España, apunta el sindicato. CCOO coincide con esta misma demanda.

Contratos especiales entre eléctricas y electrointensivas. Los sindicatos proponen favorecer contratos bilaterales entre suministradores y consumidores, fórmula generalizada en Europa. Las empresas electrointensivas lo son porque requieren una ingente cantidad de energía para producir. En el caso de Alcoa la electricidad supone el 40% de los costes de producción. Por lo que los representantes de los trabajadores ven razonable que el Gobierno regule el acceso de la gran industria a la energía en competitivas.

Ayudas ligadas al mantenimiento de empleo. CCOO reivindica que las electrointensivas deberán comprometerse a mantener el empleo y la producción para evitar deslocalizaciones. "Es la única manera de que la responsabilidad empresarial sea cierta", argumenta el sindicato, en favor de que el Estatuto de la Industria Electrointensiva ligue las ayudas a la estabilidad de la plantilla. Esta condición dificultaría situaciones como la que viven los trabajadores de Alcoa en A Coruña y Avilés, donde la multinacional estadounidense quiere deshacerse de las plantas después de haber percibido unos mil millones de euros en primas eléctricas en la última década, según informó el Gobierno.

Impulso a la cogeneración y el autoconsumo industrial. UGT apuesta por el desarrollo de "una norma que favorezca la cogeneración y el autoconsumo industrial, fomentando el aprovechamiento de energías y/o gases residuales de origen industrial con una adecuada retribución, y reconociendo configuraciones de medida singulares en industrias existentes". Esta medida permitiría mejorar la eficiencia energética y contribuye a la competitividad de las industrias, optimizando el aprovechamiento de los recursos.

Rebaja en los peajes y el impuesto eléctrico. CCOO aboga por la exención de hasta el 90% de los costes derivados de los peajes de transporte y distribución y del 95% del impuesto eléctrico. En este mismo sentido se ha pronunciado la Xunta, que incluye en sus aportaciones al documento medidas como "reducir en un 90% los peajes de acceso en la parte relativa al coste del transporte; establecer mecanismos de compensación por emisión de CO2 de carácter trimestral; y medidas a corto prazo que deberán aplicarse con carácter retroactivo desde el pasado 1 de enero".

Sin estatuto no hay comprador para Alcoa. Tanto la plantilla como el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, son tajantes respecto a la urgencia de aprobar el nuevo marco eléctrico de la gran industria para salvar la fábrica: sin estatuto no habrá oferta de compra. Por ello apremian al Gobierno a sacar adelante el texto a tiempo para conseguir inversor, una operación que debe fraguarse antes del 1 de julio para evitar los despidos.

Cinco mil empleos en juego en Galicia. Las electrointensivas que operan en Galicia generan unos cinco mil puestos de trabajo según la estimación de la Xunta. Alcoa, Ferroatlántica, Megasa, Celsa Atlantic y SLG Carbón son las principales. Los sindicatos alertan de que los conflictos colectivos que sufren las plantillas de la fábrica aluminera de A Grela y de las plantas de ferroaleaciones de Sabón y Brens (Cee) no son casos aislados y de que es urgente cambiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia