29 de enero de 2020
29.01.2020

"¿Dónde está el estatuto?"

El Gobierno celebra su cuarto Consejo de Ministros sin noticias de la regulación para la industria electrointensiva que prometió aprobar en su primera reunión

28.01.2020 | 21:52

Cuestión de días. El Estatuto del Consumidor Electrointensivo —llamado a rebajar los costes de empresas como Alcoa y Ferroatlántica— lleva 241 días siendo oficialmente una prioridad para el Gobierno, que el 22 de febrero del año pasado aprobó su tramitación urgente. La voluntad de agilizar esta regulación para dar oxígeno a la industria electrointensiva ha encallado ante dificultades como las reticencias de Competencia sobre las ayudas y el retraso en la formación de Gobierno. El Ejecutivo de Sánchez prometió aprobarlo en su primer Consejo de Ministros. Van cuatro y no hay estatuto

El grito de "¿Dónde está el estatuto? ¿El estatuto dónde está?" ha acompañado a los trabajadores de la industria electrointensiva en Galicia (la que más energía necesita para producir) en sus manifestaciones durante los últimos ocho meses. Hace casi un año que el Gobierno, acuciado por la crisis de Alcoa, prometió renovar de urgencia el marco eléctrico para que la gran industria española. El borrador del Estatuto del Consumidor Electrointensivo se publicó en marzo con el anuncio de que se aprobaría antes de las elecciones de abril, una promesa que quedó sin cumplir ante las alegaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC). Desde ese momento, el Ejecutivo de Pedro Sánchez, en funciones, mantuvo que solo faltaba formar Gobierno. "Irá al primer consejo de ministros", prometió la responsable de Industria, Reyes Maroto. Pero los ministros de la coalición PSOE-Unidas Podemos celebraron ayer su cuarta reunión sin rastro del nuevo marco eléctrico.

CRONOLOGÍA DE UNA FRUSTRACIÓN

Tanto la socialista Maroto como la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz (Galicia en Común), afirman que el texto para impulsar la competitividad de las electrointensivas está "a punto" y es cuestión de días que salga adelante. Hasta el momento, los hechos han desmentido cada uno de los plazos anunciados para dar certidumbre y rebajas en sus costes a empresas como Alcoa, Ferroatlántica, Ferroglobe, Megasa, Celsa Atlantic o Showa Denko, puntas de lanza de un sector que sostiene 5.000 empleos en Galicia según la Xunta.

Octubre de 2018: Anuncio del estatuto ante la crisis de Alcoa. El 31 de octubre de 2018 la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, comunicó en el Congreso de los Diputados la intención del Gobierno de elaborar un estatuto de la industria electrointensiva para ayudar a empresas como Alcoa a superar el periodo de transición energética. Este anuncio llegó dos semanas después de que la multinacional aluminera anunciara su intención de cerrar sus plantas de A Coruña y Avilés, que acabaría vendiendo al fondo suizo Parter Capital en julio.

Febrero de 2019: Trámite de urgencia para acelerar la regulación. El Consejo de Ministros autorizó el 22 de febrero del año pasado la tramitación urgente del procedimiento de elaboración y aprobación del real decreto por el que se regula el Estatuto del Consumidor Electroeintensivo, para mitigar los efectos de los costes energéticos sobre los grandes consumidores de energía. La premura venía dada por la intención de mejorar el marco de las electrointensivas a tiempo para encontrar un comprador para las fábricas de Alcoa. El plazo de venta acordado con la multinacional era el primer semestre del año.

Marzo de 2019: Publicación del borrador y promesa de aprobarlo antes del 28-A. El pasado 18 de marzo el Gobierno hizo público el borrador del estatuto electrointensivo. El texto dejó insatisfechos por igual a sindicatos y patronal (la propia Alcoa protestó), así como a la Xunta y Principado de Asturias; todos ellos presentaron alegaciones. El Ejecutivo de Pedro Sánchez aseguró que la versión definitiva se aprobaría en esa legislatura, antes de las elecciones del 28-A.

Abril de 2019: Marcha atrás a la aprobación ante las alegaciones de Competencia. A solo tres días de los comicios, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, se vio en la obligación de reunir al comité de Alcoa A Coruña para transmitirle que la promesa de aprobar el estatuto en la legislatura no podría cumplirse. El Gobierno explicó que las alegaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) impedían darle luz verde a la regulación. El informe de Competencia pedía analizar en mayor detalle todos los mecanismos "desde la óptica de ayudas de Estado".

Noviembre de 2019: El estatuto como promesa electoral, listo para ir al primer Consejo de Ministros. La incapacidad para formar Gobierno tras las elecciones de abrir dejó en vía muerta al estatuto electrointensivo durante la primavera y el verano pasados. En otoño, ante la convocatoria de la repetición electoral para el 10 de noviembre, los socialistas „en funciones„ aseguraron que el texto estaba preparado para ser aprobado en cuanto hubiese un Gobierno constituido, listo para ir "al primer consejo de ministros", insistió Maroto en sucesivas declaraciones.

Enero de 2020: El Gobierno se constituye pero el estatuto se hace de rogar. La formación del Gobierno este mes hacía pensar a la industria electrointensiva en una aprobación inmediata del estatuto. Pero el real decreto para regular la luz industrial no estuvo sobre la mesa en el primer consejo como se había prometido. Van cuatro consejos sin rastro del estatuto y no hay certeza de la fecha. "Está en la fase final. Creemos que puede estar en un mes, salvo que tengamos que hacer alguna revisión porque la CNMC nos lo pida", calculó el pasado viernes Reyes Maroto en una entrevista concedida a este grupo editorial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia