La llegada de Papá Noel se ha adelantado en las oficinas de Inditex. Lo ha hecho en forma de ovación y un protagonista: Amancio Ortega, el creador del gigante del textil gallego que, después de un día de celebraciones en la sede de la multinacional en Arteixo, recibió una ovación de sus trabajadores. Un homenaje que hizo que el hombre más rico de España se emocionase y no pudiese contener las lágrimas. 

El motivo: los trabajadores de Inditex se encontraron con un regalo en sus puestos de trabajo el día que celebraban la entrega de las sorpresas de un clásico de estas fechas, el amigo invisible. El presente, un jersey de color rojo y una mascarilla, fue motivo suficiente para que cuando el creador de las marcas Zara, Pull & Bear o Massimo Dutti entre otras recibiese un homenaje cuando regresaba a las oficinas de la multinacional.

En las imágenes que circulan por las redes sociales y a las que ha tenido acceso este periódico se puede ver como los empleados del buque insignia de Inditex esperan en silencio a Amancio Ortega y cuando pone un en el centro de trabajo le dedican una sonora ovación que se alarga durante casi dos minutos. Ortega, visiblemente emocionado, agradece el detalle y cuando su hija Marta Ortega se acerca hasta él rompe a llorar, instante en el que ella lo abraza y lo consuela.

No es la primera vez que la plantilla de Inditex sorprende a Amancio Ortega con un aplauso. En 2016, cuando el fundador de Zara cumplía los 80 años, su hija Marta Ortega a organizó una fiesta sorpresa en la sede de Arteixo para conmemorar la efeméride. Reunió a toda la plantilla para recibirlo entre aplausos durante un recorrido en el que se pudo ver al empresario coruñés emocionado.

El 80 cumpleaños de Amancio Ortega

Los empleados de Inditex no son los únicos que han demostrado su aprecio por uno de los hombres más ricos del mundo. Este año, en pleno confinamiento, los vecinos del empresario gallego salían a las ventanas para cantarle el cumpleaños feliz y agradecerle las donaciones de material sanitario realizadas desde su fundación para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus.

En el mismo escenario, justo una hora antes, se produjo otra escena inédita. Una comitiva integrada por ocho ambulancias, siete del 061 y una de la Cruz Roja, iniciaba un servicio ordinario en la explanada de O Parrote, justo frente a la residencia de Amancio Ortega, encendiendo sus luces y haciendo sonar sus sirenas en honor al homenajeado.

Inditex pacta con los sindicatos las condiciones para los empleados afectados por la absorción de tiendas

Inditex ha alcanzado con los sindicatos un acuerdo para defender el empleo y garantizar la reubicación de las plantillas dentro del proceso de transformación digital que aborda el grupo y que implica un cambio de modelo en el que se apuesta por tiendas de mayor tamaño, con herramientas tecnológicamente avanzadas y la absorción de tiendas más pequeñas y con menor capacidad de adaptación a este modelo.

En concreto, ambas partes han logrado acuerdos para Stradivarius, Massimo Dutti y Zara, cuyos periodos de consultas finalizaban ayer, según ha informado CC.OO., que ha precisado que este marco de acuerdo debe extenderse al resto de marcas.

El acuerdo final se enfoca de forma expresa y en sus contenidos a garantizar la reubicación de todas los trabajadores afectados por el proceso de absorción de tiendas, con el objetivo expreso de mantener en su integridad el empleo de toda la plantilla con contrato fijo en la empresa o en alguna otra empresa del grupo.

"Entendemos que el acuerdo final, cuyo cumplimiento exigiremos a nivel global y en cada ámbito, establece un sistema de gestión objetiva y transparente de las vacantes para reubicación de las personas trabajadoras afectadas por el proceso de absorción de su tienda, debiendo garantizar el ofrecimiento de un número suficiente de vacantes adecuadas, en condiciones de publicidad y transparencia, que las mismas tengan plenas garantías de mantenimiento de condiciones y con una asignación basada en criterios objetivos", señala el sindicato.

Asimismo, el acuerdo garantiza de forma expresa el mantenimiento para las personas afectadas de su tipo de contrato, completo o parcial, número horas de trabajo, antigüedad reconocida, reducción de jornada por guarda legal y concreción horaria de la misma.

Las opciones para los empleados afectados por la absorción de tiendas son: reubicación en tienda de la misma marca, reubicación en tienda de otra marca o reubicación en centro logístico. En todos los casos, con garantía de mantenimiento de condiciones laborales y dentro de un perímetro de 25 kilómetros desde la tienda origen absorbida.

Si la reubicación no conlleva cambio de domicilio, Inditex deberá asumir la compensación de los gastos desplazamiento a partir del kilómetro 26, con el tope de 90 euros mensuales.

Según el acuerdo, si la reubicación sí conlleva cambio de domicilio, la compensación será de hasta 3.000 euros, abono gastos mudanza y cinco días licencia.

El acuerdo recoge, por último, la opción de extinción de la relación laboral para cualquier persona que se vea afectada por la absorción de su tienda, teniendo derecho a esta opción durante un año desde la misma.

En ese caso, los empleados percibirán una indemnización neta equivalente a la establecida para despido improcedente, más una prima que puede llegar hasta los 7.500 euros, según la antigüedad, para trabajadores de provincias con una tasa de paro de más del 15% que sean asignadas a un centro de trabajo de más de 35 kilómetros de la tienda de origen.

"Desde CC.OO. consideramos que este acuerdo, sin resultar perfecto ni cubrir al 100% nuestras expectativas, sí resulta una herramienta esencial para defender el empleo y garantizar la reubicación de las plantillas afectadas por este proceso de cierres de tiendas", ha destacado el sindicato.

Según CC.OO., de no haberse alcanzado acuerdo, "la empresa podría haber optado por retirar el procedimiento colectivo, continuando con una ejecución de cierres discrecional y con negociaciones individuales por parte de Recursos Humanos, como ya de hecho ha venido haciendo desde primero de año con más de 100 cierres".

"Evidentemente, este acuerdo no es un final, sino un punto y seguido: Ahora empezará una segunda parte, a lo largo de 2021 y 2022, en la que el reto será el cumplimiento, gestión y control de todo el proceso, en todas las marcas y territorios, desde la exigencia, el trabajo y cuando sea necesaria, la presión", ha añadido el sindicato.