Sumar rechaza una coalición con el PSOE y se presentará en las cuatro provincias

Yolanda Díaz reivindica su proyecto frente a la idea de Ferraz de unir esfuerzos | Formoso niega una oferta desde Galicia

Paulo Carlos López, ayer en una rueda de prensa en Santiago.

Paulo Carlos López, ayer en una rueda de prensa en Santiago.

Daniel Domínguez

PSdeG y Sumar no concurrirán en coalición a las próximas elecciones autonómicas, una opción que se había barajado en el cuartel general del PSOE en Madrid para optimizar esfuerzos y evitar que la debilidad de los de Yolanda Díaz, especialmente en las provincias de Lugo y Ourense, restase posibilidades de derribar la mayoría absoluta del PP en unos comicios que se celebrarán antes del verano, si bien fuentes del PP dan por hecho que no se demorarán más allá de marzo.

Ferraz transmitió al PSdeG hace semanas las bondades que podría suponer una coalición electoral con Sumar, cuyos resultados en Lugo el pasado 23-J supusieron para los socialistas la pérdida de un escaño a pesar de mejorar resultados. Si los de Díaz no llegan al 5%, según la ley electoral gallega, no tendrán representación. Aun así, la dirección estatal socialista concede plena autonomía a la formación gallega, que lidera orgánicamente Valentín González Formoso, aunque su candidato sea el diputado José Ramón Gómez Besteiro.

Este último ya había negado esa coalición en este diario el pasado día 12, como volvieron a hacer ambos ayer después de que La Vanguardia publicase la intención de Ferraz de sondear a los de Yolanda Díaz. Esta fue tajante al descartar una alianza que emularía a la que en 1997 sellaron PSdeG y la Esquerda de Galicia de Anxo Guerreiro. Entonces, fueron sorpassados por el BNG de Xosé Manuel Beiras.

“Es radicalmente falso. Sumar tiene proyecto propio, lo tiene en todo el país y es la fuerza decisiva que ha permitido que el señor Pedro Sánchez sea hoy presidente y lo vamos a seguir siendo a lo largo de estos años en nuestro país”, declaró en el Congreso, donde asistió al acto de apertura de la legislatura.

Su formación, constituida en Galicia ya como partido, salió en tromba a descartar esa posibilidad, como dejaron claro la portavoz en el Congreso, Marta Lois, y su portavoz en Galicia, Paulo Carlos López. “No existe nada, no hubo contacto. Fue, probablemente, un globo sonda, y por nuestra parte no podemos opinar sobre cuestiones que son más especulaciones que otra cosa”, sostuvo el segundo. “Nos vamos a presentar en las cuatro provincias”, añadió. De hecho, el sábado abrirán en Ourense un “proceso de escucha” para confeccionar su programa y en breve presentará su comisión promotora con “perfiles muy potentes”.

Sumar en Galicia carece de candidato o candidata, cuadro organizativo y programa electoral a escasos meses de los comicios, a pesar de lo cual su portavoz sostuvo que están “preparados” para la cita y trató de negar cualquier vínculo con sus antecesores en la “nueva izquierda”, como AGE, En Marea o Galicia en Común. De 14 escaños en 2016 pasaron a quedar fuera del Parlamento en 2020.

“Yolanda Díaz no lideraba este espacio político ni era ministra con la trazabilidad que tiene ahora”, diferenció en alusión a las “políticas públicas útiles” que definen, en su opinión, a la vicepresidenta segunda del Gobierno, como la subida del salario mínimo o los ertes durante la pandemia.

Díaz se enfrenta a una crisis interna con Podemos, que ha considerado su exclusión del Gobierno como una declaración de guerra. El exlíder morado, Pablo Iglesias, incluso ha insinuado que la ferrolana es poco menos que un caballo de Troya del “régimen del 78” para “acabar con Podemos”. Coaligarse en las mismas listas con el PSdeG daría argumentos a esas críticas, además de poner en tela de juicio la confianza en su marca.

En relación con Podemos, López aseguró que las negociaciones para aliarse en las autonómicas van por buen camino, pero se negó a concretar si cumplirán el requisito de celebrar primarias para elegir las listas. “Serán refrendadas de forma democrática. Pero hay muchos modelos”, indicó el portavoz. El líder de Podemos Galicia, Borja San Ramón, también descartó cualquier opción de vínculo con el PSOE.

La dirección estatal socialista insistió ayer que “es normal el entendimiento entre fuerzas progresistas” y que “ir con tres o cuatro candidaturas es perder la opción de cambio en Galicia”, en un momento en el que el PP carece del que desde 2009 fue su principal activo, Alberto Núñez Feijóo, y presentará como candidato por primera vez a Alfonso Rueda.

El cambio, sin embargo, depende de que el PP, que también pidió sin éxito a Vox que no concurriese a la cita, pierda cinco diputados. Cuenta con 42 y debería situarse en 37 para que el cambio a tres (BNG, PSdeG y Sumar) sea posible. “Será a tres o no será”, asumió López.

Por su parte, el PSdeG negó cualquier oferta de coalición electoral a Sumar. “No hay ninguna conversación con Sumar para concurrir a las autonómicas”, proclamó Formoso, si bien el pasado día 12 Besteiro reconocía la necesidad de apelar al “voto útil” para que la izquierda no dispersase apoyos.

A esta cuestión se refirió también el presidente de la Xunta y líder del PP, Alfonso Rueda. “Cada uno que haga lo que quiera, a nosotros nos toca gobernar”, indicó.