13 de abril de 2018
13.04.2018
Al azar

Sofía no reina, pero gobierna

13.04.2018 | 00:56
Sofía no reina, pero gobierna

El sobresalto continuo en que vive instalada Letizia Ortiz ha cursado esta semana con la pérdida de su posesión más preciada, sus hijas. Por si el contrato prematrimonial que firmó renunciando a los derechos sobre su descendencia no fuera suficiente, ha sido informada frente a los flashes de que la Princesa Le(tizia)onor(tiz) y la Infanta Sofía son propiedad del Estado. No conviene dramatizar esta entrega, que en nada se diferencia de las niñas de su misma edad arrancadas de sus familias y secuestradas para someterse a la tortura atlética, gimnástica o natatoria. Con una misión idéntica, conseguir medallas para una bandera. Y nadie les obliga a mantenerse en la carrera monárquica.

La ganadora del pugilato responde por Sofía de Grecia. La Reina Madre ha recuperado el trono entregado alegremente por su marido, precisamente a las puertas de la clínica donde el exRey se hallaba postrado. No solo relegó a Letizia al papel de mayordomía de abrirle la puerta del vehículo oficial. Sobre todo, amarró la fotografía junto a sus nietas que confirma que únicamente la sangre azul riega la continuidad dinástica.

Sofía no reina, pero gobierna. Ha posado para su foto genealógica extirpando a la intrusa, y ha capturado a su presa frente a los objetivos doblemente cumplidos. Lo ha conseguido sin despeinarse ni variar en un milímetro su mueca, a medio camino entre la sonrisa y el desdén hacia los plebeyos. Hay que mirar su DNI para cumplimentarle 79 años sobre el planeta, porque su efigie tiene la edad de un monumento. El duelo de Reinas confirma que La Zarzuela es un matriarcado en disputa. La forastera ha sido desactivada en cuanto su suegra le ha aplicado el 155, el artículo que reserva el trono a quienes están acostumbrados a ocuparlo y no aspiran a cambiarlo. Dada la accidentada peripecia vital de Letizia Ortiz, si Lady Ti no es Lady Di, le falta muy poquito. (En cuanto a quienes menosprecian el peso de este suceso, el enfrentamiento fue la sexta noticia más leída en el New York Times, en dura competencia con las restantes guerras planetarias).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook