08 de octubre de 2009
08.10.2009

El Nobel premia a tres químicos que sentaron las bases para crear antibióticos

Descubrieron cómo funcionan los ribosomas, una parte de las células que activa las moléculas pasivas E Muchos fármacos curan enfermedades al bloquear esta parte de las bacterias

08.10.2009 | 02:00

La Real Academia Sueca de las Ciencias premió ayer con el Nobel de Química 2009 a tres científicos que desvelaron un proceso fundamental en el proceso de la vida, el mapa del ribosoma, la fábrica de proteínas de las células y que constituye la base para el desarrollo de muchos antibióticos.

Los estadounidenses Venkatraman Ramakrishnan y Thomas A. Steitz y la israelí Ada E. Yonath fueron distinguidos en Estocolmo, según el jurado, "por sus estudios de la estructura y función del ribosoma", complejo supramolecular que sintetiza proteínas con la información genética que le llega del ADN, es decir, la transforma en vida.

Los tres galardonados usaron un método llamado cristalografía de rayos X para trazar un mapa con la posición de cada uno de los cientos de miles de átomos que conforman el ribosoma.

En toda célula de un organismo hay moléculas de ADN que contienen las huellas personales de cada ser vivo pero son pasivas y sólo se convierten en materia viva gracias a los ribosomas, que leen la información que les llega en el ARN (ácido ribonucleico) mensajero. Precisamente muchos de los antibióticos de hoy en día curan enfermedades al matar las bacterias bloqueando las funciones de sus ribosomas.

Los modelos diseñados por Ramakrishnan, Steitz y Yonath para mostrar cómo los antibióticos se relacionan con los ribosomas son usados por los científicos para desarrollar a su vez nuevos antibióticos contra las bacterias multirresistentes.

El Nobel de Química 2009 es en realidad el tercero de una serie de premios que reconocen la aplicación a nivel atómico de las teorías de Darwin sobre la evolución de las especies.

El estadounidense Watson y los británicos Crick y Wilkins fueron reconocidos en 1962 por descubrir la estructura en doble hélice de la molécula de ADN, y en 2006 el estadounidense Roger D. Kornberg ganó el Nobel de Química por desvelar el proceso mediante el cual se copia la información del ADN al ARN.

A comienzos de la década de 1940, los investigadores ya sabían que los que transmiten los rasgos hereditarios son los cromosomas, compuestos por ADN y proteínas, pero se creía que por su complejidad eran éstas y no el ADN las encargadas de hacerlo.

El denominado experimento Avery-MacLeod-McCarty demostró en 1944 lo contrario y recondujo la atención hacia el ADN, y nueve años después Watson y Crick juntaron las piezas del ADN.

Al mismo tiempo la comunidad científica empezó a interesarse por otro ácido nucleico, el ARN, pero situado en el citoplasma y no el núcleo, donde también se encuentran la partícula que produce las proteínas y que en 1958 recibió el nombre de ribosoma.A finales de los años 70, Ada Yonath decidió intentar generar estructuras cristalográficas de rayos X del ribosoma. Habría que esperar otros 20 años, en una carrera a la que se unieron científicos como Steiz y Ramakrishnan, para generar una imagen del ribosoma en la que poder determinar la localización de cada átomo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Día Mundial del Agua

2030: agua potable y saneamiento para todos

gema carrascoFirma BeContent

Es importante recordar la importancia de gestionar de forma eficiente el agua para garantizar un futuro sostenible para todos, sin dejar a nadie atrás


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.