05 de septiembre de 2018
05.09.2018
La Opinión de A Coruña

La fiscal pide 11 años para el primer médico juzgado por robo de bebés

Una periodista francesa asegura que el doctor Vela, que en la actualidad tiene 85 años, le confesó en 2013 que regaló a una niña

05.09.2018 | 01:51
Inés Madrigal, a su llegada, ayer, a la Audiencia de Madrid, donde se celebró el juicio.

La fiscal mantuvo ayer su petición de once años de prisión para el doctor Eduardo Vela, de 85 años, en el primer juicio de un caso de bebé robado en España, Inés Madrigal, entregada al nacer en 1969 a una mujer que no podía tener hijos y que en la documentación figuraba como la madre biológica.

Así lo solicitó la representante de la Fiscalía en la vista que se celebró en la Audiencia Provincial de Madrid en la que el abogado de la acusación ejercida por Inés Madrigal pidió que el acusado sea condenado a trece años de prisión por haber entregado a la niña contra la voluntad de la madre biológica, mientras que el letrado defensor reclamó su absolución.

Para la fiscal el acusado es autor como cooperador necesario de los delitos de detención ilegal de una menor de edad, suposición de parto y falsedad documental.

Tanto la fiscal como la acusación pidieron que la Audiencia deduzca testimonio contra Adela Bermejo, la mujer del doctor Vela, por estimar que ha guardado silencio en este procedimiento a pesar de que a su juicio sabe quiénes son los padres biológicos de Inés Madrigal.

Inés Madrigal nació en junio de 1969 en la clínica San Ramón situada en el paseo de La Habana de Madrid, en la que el ginecólogo Eduardo Vela era director médico, y en el año 2010 empezó a sospechar sobre la realidad de sus orígenes a raíz de las noticias que empezaron a publicar los medios de comunicación, según relató la fiscal. Explicó que Madrigal denunció los hechos al ver que a pesar de que en el Registro Civil figura como hija biológica de Inés Pérez, una prueba de ADN a la que se sometió tras sus sospechas concluyó que la posibilidad de que esta fuera su madre es del cero por ciento, lo que corroboraron ayer en el juicio los peritos del laboratorio.

El doctor, que se presentó ante el tribunal en silla de ruedas, dirigía la madrileña clínica San Ramón, uno de los centros donde se produjo un tráfico de niños que afectó a familias en toda España, según las asociaciones que trabajan en la cuestión. Se le acusa de detención ilegal, suposición de parto y falsedad en documento público, y no quiso añadir nada en su turno final de palabra ante el jurado. "Nada más, nos vamos", dijo.

La investigación no estuvo exenta de dificultades, ya que el médico quemó los archivos de ésa y otra clínica, indicó al tribunal un policía que investigó los robos de bebés. No obstante, el agente aseguró que según sus pesquisas "existía una trama de la que el señor Vela probablemente formaba parte", y que consistía en sustraer bebés a madres solteras que se encontraban en centros de acogida, a menudo regentados por órdenes religiosas.

Entre los demás testigos interrogados ayer estuvo la periodista francesa Emilie Helmbacher, del canal público France 2. Durante una investigación en Madrid en diciembre de 2013, se reunió con el doctor Vela y le extrajo la confesión de que "regaló" a Inés Madrigal a su madre en junio de 1969.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Lo último Lo más leído