Prensa Ibérica celebra su 40 cumpleañosPrensa Ibérica 40 cumpleaños. El 6 de diciembre de 1978, el mismo día que las Cortes Generales promulgaban la Constitución, Javier Moll y su esposa Arantza Sarasola, adquirían Editorial Prensa Canaria, el germen de Prensa Ibérica. Javier Moll, el presidente del grupo, reafirmó ayer "su apuesta por la información más cercana, que es la que más interesa a los ciudadanos", y renovó su "firme compromiso con Galicia", a través de sus dos cabeceras en la comunidad: FARO DE VIGO y LA OPINIÓN A CORUÑA.

Personalidades del mundo de la política, la cultura, las finanzas, la empresa y la sociedad civil se dieron cita ayer por la tarde en la sede de Afundación en Vigo por la celebración del cuarenta aniversario del nacimiento de Prensa Ibérica, grupo de comunicación que suma 1.900 empleados, un millón y medio de lectores diarios y 34 millones mensuales en la web. Prensa Ibérica cierra con este acto en Galicia las celebraciones que ha programado en los últimos meses para conmemorar sus cuatro décadas de existencia.

Acto por el 40 aniversario de Prensa Ibérica

Acto por el 40 aniversario de Prensa Ibérica.

Javier Moll presentó ante el auditorio a Prensa Ibérica como "el fruto de un sueño compartido" por él y su esposa, Arantza, a quien las cámaras enfocaban sentada en primera fila: "Un sueño que se ha hecho realidad gracias a nuestro empeño, al esfuerzo y la dedicación de profesionales extraordinarios, a la fidelidad de los lectores y al apoyo de los anunciantes".

El presidente de Prensa Ibérica esbozó su filosofía al frente del grupo referente de la información regional y local en España, con 17 cabeceras, otros tantos diarios digitales, dos televisiones y una emisora de radio: "Hay quienes piensan que la labor de un editor consiste en defender determinados postulados políticos o ideológicos. Mi esposa y yo no entendemos así nuestra vocación de empresarios periodísticos. Siempre hemos creído que la función del editor es facilitar los medios para ayudar a los periodistas a realizar libremente su trabajo. Ayudamos, por tanto, a que "digan" aquellos que tienen "algo que decir".

Desde Canarias pusimos rumbo a la península en 1984. Ese año adquirimos La Nueva España de Asturias, Levante de Valencia e Información de Alicante. Prensa Ibérica comenzó su andadura en Galicia dos años después con la adquisición de FARO DE VIGO, "un símbolo del periodismo: el diario decano de la prensa en España". El grupo apostó en el año 2000 por lanzar una nueva cabecera, que "en muy poco tiempo se ha ganado el respeto de todos a base de trabajo y rigor periodístico", remarcó Javier Moll. Aludía a LA OPINIÓN A CORUÑA, otra muestra del "compromiso" del grupo empresarial "con Galicia, la defensa encendida de sus intereses y el alto grado de conexión que existe con sus ciudadanos". "LA OPINIÓN A CORUÑA es un diario moderno y con personalidad, un verdadero nativo digital. Su edición impresa y su edición digital nacieron a la vez el 4 de octubre del año 2000, lo que habla sin duda del carácter multiplataforma del diario desde el primer día que salió a la calle. Un gran periódico que es referente informativo en A Coruña y en toda su área metropolitana", afirmó el presidente de Prensa Ibérica.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fue el responsable de cerrar el acto. El político gallego destacó "el periodismo de proximidad y con arraigo de Prensa Ibérica" y transmitió "el deseo de que siga adelante muchos años más con su indiscutible galleguidad". "Una misma empresa editorial y dos cabeceras en las áreas metropolitanas más significativas de nuestro país, cada una con su propia personalidad", remarcó Feijóo.

El titular de la Xunta expuso que "la democracia precisa de sensores que avisen de las inquietudes que laten en la sociedad, y de aglutinantes de las ideas que coexisten en la gente". Insistió: "La prensa tiene que avisar, aglutinar y servir de Faro a las Opiniones de un pueblo. Si no hace esto, estará respondiendo a otros intereses, pero no estará cumpliendo su misión".

El presidente autonómico ligó el 40 aniversario de la Constitución con los 40 años de Prensa Ibérica. Incidió en la "simbiosis que existe entre la libertad política y la libertad de prensa", pues la una sin la otra no son posibles.

Al acto, en el que también intervino el alcalde de Vigo, Abel Caballero, asistieron el Delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas; los conselleiros Alfonso Rueda, Román Rodríguez y Francisco Conde, y el fiscal superior de Galicia, Fernando Suanzes, entre otras personalidades.

El director de FARO DE VIGO, Juan Carlos da Silva, agradeció al presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, y a la vicepresidenta, Arantza Sarasola, que "tantos periodistas" hayan podido "ejercer un periodismo libre y verdadero, con la firme y única exigencia del rigor, de la independencia y de la pluralidad que constituyen la esencia del oficio". Remarcó la "garantía de continuidad que Prensa Ibérica tiene con Aitor Moll, el consejero delegado, que lo ha convertido en un grupo multiplataforma.