06 de julio de 2019
06.07.2019
Investigación

Científicos españoles localizan el mecanismo del borrado selectivo de los recuerdos

Los astrocitos ayudan a borrar los recuerdos no relevantes y a sustituirlos por nuevas experiencias

06.07.2019 | 15:58
Científicos españoles localizan el mecanismo del borrado selectivo de los recuerdos

Los astrocitos son un tipo de células del cerebro que ayudan al borrado selectivo de los recuerdos, un tipo de borrado que se agudiza en enfermedades como el alzheimer y se relaciona con la pérdida de memoria, según un estudio de científicos españoles que publica Nature Communications.

El estudio señala que los astrocitos ayudan a borrar los recuerdos no relevantes y a sustituirlos por nuevos acontecimientos, para lo que debilitan las conexiones sinápticas entre las neuronas del hipocampo, una región del cerebro implicada en procesos de memoria y flexibilidad cognitiva, explica el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en un comunicado.

Una de las propiedades más singulares del cerebro es su plasticidad, lo que permite que al recibir nueva información que queremos retener, las neuronas que la transmiten refuercen sus conexiones -las sinapsis-.

Sin embargo, las conexiones sinápticas también pueden debilitarse, proceso que es necesario para borrar información que ya no es relevante y reemplazarla, por eso recordamos dónde hemos dejado aparcado el coche hoy pero no dónde lo hicimos ayer o la semana pasada.

Así lo explica el investigador José Esteban del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, quien agrega que sin esa forma de "borrado selectivo almacenaríamos multitud de memorias solapantes y contradictorias en el cerebro".

Esa forma de borrado selectivo "está agudizada en situaciones patológicas, como en la enfermedad de Alzheimer, y se relaciona con la pérdida de memoria", por ello entender el mecanismo que los guía "pude ser importante para desarrollar nuevas estrategias terapéuticas" contra la enfermedad, agrega la nota.

Hasta ahora se había asumido que las neuronas eran las únicas responsables de remodelar sus conexiones sinápticas, tanto para reforzarlas como para debilitarlas.

Sin embargo, en los últimos años se ha demostrado que las células de la glía, de las que forman parte los astrocitos y otras células de tipo no neuronal, también participan en la comunicación sináptica.

Los investigadores españoles han descubierto ahora que los astrocitos, "actúan como intermediarios en la comunicación entre las neuronas, para producir la depresión sináptica", segun Marta Navarrete, investigadora del Instituto Cajal.

Los resultados de los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) demuestran que para debilitar las sinapsis, las neuronas activan señales de calcio en los astrocitos, los cuales liberan glutamato, en un mecanismo mediado por la proteína quinasa p38a MAPK.

Ese glutamato liberado estimula de nuevo a las neuronas, lo que desencadena una cascada de eventos moleculares que conduce al debilitamiento de las conexiones sinápticas.

El estudio demuestra, mediante manipulaciones genéticas en ratones, que este mecanismo es importante para limitar la memoria. Durante los experimentos, cuando se eliminó el gen de la p38a MAPK exclusivamente en los astrocitos, y no en las neuronas, del hipocampo, se produjo un aumento en la retención de memoria a largo plazo en los ratones, indica la nota del CSIC.

"Estos hallazgos representan un cambio conceptual del conocimiento que hasta ahora se tenía sobre los mecanismos que subyacen a esta forma de plasticidad sináptica" y consolidan la idea de que los astrocitos desempeñan un papel integral en el almacenamiento y la eliminación de información en el cerebro", agrega Navarrete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.