14 de abril de 2020
14.04.2020
La Opinión de A Coruña
Luis Alfonso Álvarez-Sotelo | Presidente de la Asociación de Empresas de Tecnología de Galicia (Ineo)

"La incidencia de ERTE en el sector TIC es muy baja, hay que mantener el talento"

"No ha habido mayor acelerador de la transformación digital, por desgracia, que esta crisis" || "La comunidad gallega dispone de un nivel de cobertura aceptable"

13.04.2020 | 22:07
El presidente de Ineo, Luis Alfonso Álvarez-Sotelo.

El sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es uno de los más pujantes en Galicia y también de los que mejor resisten los efectos del coronavirus en España. Según el último informe de la Xunta, la comunidad gallega cuenta con más de 2.500 compañías tecnológicas que superan los 2.600 millones de facturación. Ninguna quiere perder a sus 17.000 trabajadores, ya que les costó mucho conseguirlos antes de la pandemia al protagonizar una carrera competitiva por el talento. De ahí que la incidencia de los ERTE sea "muy baja", como afirma el presidente de Ineo, la asociación que aglutina a más de 60 tecnológicas gallegas.

¿Qué impacto tiene la pandemia en el TIC gallego?

Hay la sensación de que es el único sector beneficiado con todo este tema del teletrabajo, la ocupación de las redes, etc., pero no es totalmente así. El impacto es mayor o menor según la especialización de cada compañía. Nuestro sector aglutina desde empresas que hacen software a compañías que instalan soluciones de tecnología, o firmas que simplemente ceden profesionales experimentados pero que al final trabajan para otras. Desde luego, es un impacto menor que en la hostelería, el turismo o el comercio. Digamos que la mayor parte de las empresas llevan medianamente bien esta crisis.

El tercer grupo es el más dependiente entonces.

Si tu volumen de negocio principal es colocar perfiles de tecnología en Inditex e Inditex reduce sus inversiones en tecnología, pues entonces te afecta. Parte de esa situación a la hora de necesitar perfiles estaba un poco provocada por la demanda de profesionales de tecnología que estaba protagonizando Inditex, que los incorporaba como plantilla propia pero sobre todo los subcontrataba, ya que hablamos de un contingente de 500 o 600 subcontratados.

El efecto Inditex se nota...

Sí, desde luego, pero no solo es importantante contar con profesionales que saben de tecnología, tiene que haber valor añadido en lo que haces. Hay empresas que ahora mismo crecen, nosotros mismos, en Optare Solutions, incorporamos tres profesionales a la plantilla desde que empezó el estado de alarma y sumamos más subcontratados.

¿Y en cuanto a la incidencia de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)?

Es muy baja, son muy raros los ERTE vinculados a empresas del sector TIC. Esto tiene que ver con la situación de la que veníamos, ya que justo antes de que estallara la pandemia en Galicia teníamos un problema provocado por el déficit de profesionales de tecnología. De hecho, las empresas no tirábamos del mercado, sino que nos quitábamos los profesionales, lo que redundó en una pequeña inflación salarial. Ante esa necesidad empresarial de captar y mantener a los profesionales, las compañías articulan ahora las medidas necesarias para no perder talento.

Resulta curiosa esta situación con la cantidad de trabajadores que temen perder su puesto de trabajo o se ven afectados por ajustes de empleo.

¡Es que no sabe lo que ha sido el último año en términos de rotación de profesionales en nuestras plantillas! Nos reinventamos continuamente como empresa y ya no solo para ofrecer el salario correcto, sino el contexto correcto. Ha habido también en algunos casos ciertas obsesiones por crecimientos empresariales de facturar más, facturar más y facturar más, y al final la mayor parte del sector TIC gallego está compuesto por empresas de servicios que para facturar más necesitan más gente en plantilla. El talento hay que mantenerlo porque es muy difícil formar a un profesional.

El país ha abrazado de forma masiva el teletrabajo.

El concepto de transformación digital ha estado muy de moda en los últimos dos años pero no ha habido un mayor acelerador de la transformación digital, por desgracia, que esta crisis. De repente se han activado procesos que parecían frenados, incluso la propia Administración ha acelerado procedimientos que antes precisaban papeles. Por tanto, se ha demostrado que casi todo se puede hacer digitalmente. Uno de los efectos es que el consumo de recursos es mucho menor.

Y también a nivel ciudadano, ahora nuestros mayores interactúan con sus nietos por Skype...

El hábito se consigue por repetición y, al final, esta situación a llevado a eso. El consumo de contenido digital, de streaming... se ha disparado. También se decía que España tenía la mejor infraestructura de telecomunicaciones de Europa... pues yo creo que eso se ha demostrado porque hemos puesto a prueba todas nuestras redes y conectividades y han aguantado.

¿Y Galicia?

Galicia tiene una buena infraestructura de telecomunicaciones, el mayor problema es su orografía y la dispersión demográfica. Todavía hay ciertas zonas a las que no se llega, las infraestructuras de fibra siempre están pendientes de los planes de desarrollo del rural, pero en términos generales el nivel de cobertura es bastante aceptable. Casi todo el mundo tiene opciones. Ahora mismo, mediante la conectividad móvil puedes tener casi una conectividad similar a la que te puede dar una fibra en casa. Son tarifas diferentes pero es funcional.

Además de médicos y enfermeros, los profesionales tecnológicos también prestan servicios presenciales en hospitales.

Es cierto. Los procesos sanitarios tienen un alto componente de digitalización y los equipos de tecnología de un hospital están en el centro hospitalario. La tecnología en este caso no es solo un facilitador, también forma parte de las soluciones, como por ejemplo el empleo de la estadística, de los modelos predictivos para analizan hacia dónde va la pandemia y qué medidas se pueden tomar. Se habla de la utilización de herramientas de seguimiento del confinamiento para hacer un control de las cuarentenas y que esto permita realizar una apertura gradual. Otro caso: la banca trabaja a tope con la tramitación de los préstamos ICO y la infraestructura que da soporte a todo eso está gestionada por profesionales de tecnología, desde luego.

¿Han tenido que reorientar su actividad?

El TIC es un multisector. En Ineo, por ejemplo, llevamos a cabo un programa de capacitación y hemos pasado totalmente a la formación online. Esa es otra de las evoluciones. Hay otras empresas que aprovechan para hacer mantenimiento o actualizaciones. Otras empresas no han variado nada porque sus clientes son operadores de telecomunicaciones que, si cabe, todavía tienen más demanda en estos momentos. Ahora bien, si antes parecía un poco raro que tuviéramos una reunión por videoconferencia con una empresa de Madrid, y teníamos que coger un avión para cerrar un negocio, ahora de repente todo se puede hacer a través de una videoconferencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.