El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, señaló ayer que si la vacunación avanza a buen ritmo y la epidemia se va controlando cada vez más es posible que “muy pronto” se pueda prescindir del uso de la mascarillas en espacios exteriores. Simón apuesta por reducir la incidencia acumulada a menos de 150 casos por cada 100.000 habitantes —aunque lo deseable, señaló, sería por debajo de 50 casos— para empezar a plantearse este escenario, pero siempre y cuando esta cifra sea homogénea o muy similar en el conjunto de la comunidades.

Simón ha evitado dar una fecha para prescindir de las mascarillas. Sin embargo, reconoció que “es muy posible que en exteriores se pueda en no muchos días prescindir de ella”, aunque pidió “no caer en falsas inseguridades” ya que aunque “la vacuna protege mucho, entre un 90 y un 92%, hay un 8% que no están protegidas”. “No voy a dar una fecha, pero es posible que no vayamos a tardar mucho en hacer propuestas claras para retirar el uso de mascarillas en algunas situaciones, no en todas”, matizó. Esto es así porque “en unos días estaremos en una situación de inmunidad que hará que algunas de estas medidas (como las mascarillas) si puedan ser generalizadas, pero hay que garantizar que la situación en todos los territorios es muy similar”, ya que “no podemos volver a exponernos a brotes”.

Sánchez anuncia que en junio comenzará la vacunación masiva de menores de 50 años Agencia ATLAS | EFE

Además, el presidente Pedro Sánchez aseguró ayer que en junio comenzará la vacunación masiva de menores de 50 años y aseguró que España está a 93 días de lograr la inmunidad de grupo. En las próximas semanas se llegará a siete millones de vacunados con la pauta completa, dijo, y a 15 con una dosis. Por su parte, Sanidad notificó ayer 11.061 nuevos casos (del fin de semana) y la incidencia se sitúa en 151.