Estas son las ciudades a las que piensan escaparse los gallegos este otoño

Los puentes de las próximas semanas son el mejor momento para hacer turismo por España y disfrutar de alojamientos de calidad al mejor precio.

Madrid es uno de los mejores destinos para venir a visitar este otoño.

Madrid es uno de los mejores destinos para venir a visitar este otoño.

Rosa Cabrera

Viajar en otoño tiene un encanto especial y nosotros queremos dejarte una guía de posibles destinos para que conozcas más a fondo nuestra geografía. También, los mejores alojamientos para pernoctar gracias a Hoteles Hesperia, ahora con un 25% de descuento para los lectores de Prensa Ibérica.

Madrid, la ciudad en la que siempre hay algo que ver y hacer

Madrid tiene una oferta cultural, museística y gastronómica inigualable. Uno de los paseos imprescindibles para conocer Madrid, por ejemplo, tendrás que darlo por El Retiro. En este famoso parque podrás alquilar una barca en su estanque o visitar su precioso Palacio de Cristal, que alberga exposiciones temporales. Te recomendamos entrar por la puerta principal del parque, junto a La Puerta de Alcalá, una de las cinco antiguas puertas reales que daban acceso a la ciudad de Madrid.

Una visita indispensable para los amantes del arte y la cultura se encuentra en “El Triángulo del Arte”, que alberga las tres mejores pinacotecas de Madrid, el Museo Reina Sofía, el Thyssen y el Museo del Prado. Este último es uno de las más visitados del mundo y posee la mayor colección de obras de Goya, Velázquez o El Greco.

Palacio de Cristal en El Retiro.

Palacio de Cristal en El Retiro.

En la Puerta del Sol se encuentran el kilómetro cero de España, que marca el punto central de todo el país y la famosa estatua del Oso y el Madroño, símbolo indiscutible de la ciudad. Tanta o más fama que ellos tienen el mítico cartel de Tío Pepe y la Torre del reloj de la Casa de Correos, lugar desde el que se emiten las campanadas de fin de año desde 1962. Siempre concurrida, podrás aprovechar esta visita otoñal para conocer la Puerta el Sol sin las multitudes que lo copan cada año en Navidad. 

A pocos metros de allí, la Plaza Mayor, presidida por la Casa de la Panadería y la estatua ecuestre de Felipe III.

Con más de 200.000 metros cuadrados y 3.400 habitaciones, el Palacio Real de Madrid es tres veces más grande que Buckingham Palace y que el Palacio de Versalles. Los jardines de Sabatini y los del Campo del Moro que lo rodean garantizan una visita llena de encanto e historia.

La Gran Vía es, sin duda, la calle más animada y emblemática de la ciudad, llena de comercios, cines y teatros que la convierten en “el Broadway español”. El Barrio de las Letras donde vivieron Cervantes o Quevedo, la moderna Malasaña, la castiza La latina o el multicultural Lavapiés son otras zonas insignes de la ciudad que merece la pena explorar.

Ideas para dormir en Madrid

Para descansar y ponerle la guinda a tu estancia en Madrid, te proponemos el elegante y sofisticado hotel Hyatt Regency Hesperia Madrid. Situado en plena Castellana, cuenta con servicios e instalaciones cinco estrellas y una exquisita gastronomía (el relajante bar Mery Bárbola y la mejor cocina de mercado en el restaurante La Manzana, así como los reconocidos restaurantes del chef Dani García, Leña y Smoked Room).

Si lo prefieres, también puedes alojarte es uno de los 22 apartamentos de diseño totalmente equipados de Hyatt Regency Madrid Residences, uno de ellos dúplex con una espléndida terraza con vistas al Paseo de la Castellana.

Barcelona, siempre cosmopolita

Barcelona es un foco continuo de nuevas tendencias culturales, gastronómicas y de ocio. Una ciudad inabarcable que nunca se acaba de conocer. Entre lo más destacable, no puede faltar la visita a su monumento más icónico, la Sagrada Familia. Ideada por Antoni Gaudí, esta impresionante catedral única en el mundo se comenzó a levantar en 1882 y, a día de hoy, todavía sigue en construcción.

Otras obras de Gaudí pueden admirarse en La Casa Batlló y La Pedrera (o Casa Milá), ambas en el Paseo de Gracia, una de calles más selectas y exclusivas de la ciudad.

Para diseñar el Parque Güell, Gaudí trabajó con formas que rompían con toda la tradición arquitectónica y que se inspiraban de forma directa en la naturaleza. Una visita a este originalísimo parque que no te puedes perder.

Para diseñar el Parque Güell, Gaudí trabajó con formas que rompían toda tradición arquitectónica.

Para diseñar el Parque Güell, Gaudí trabajó con formas que rompían toda tradición arquitectónica.

Para adentrarte en la historia de la ciudad, no debes dejar de acudir al Barrio Gótico, una de las zonas más antiguas de Barcelona y también una de las más bonitas.  Deambulando por sus callejuelas estrechas y sinuosas descubrirás la Plaça Real, la Plaza San Jaume o la Catedral de Barcelona, principal iglesia gótica de la ciudad.

Una de las arterias más concurridas y conocidas de Barcelona es el emblemático paseo de Las Ramblas, que conecta Plaza de Cataluña, en el Ensanche, con el puerto de la ciudad. Recorrerlas supone un agradable paseo, lleno de tiendas y célebres lugares como el edificio neoclásico del Liceu, en el que podrás disfrutar de los mejores ballets y operas o el famosísimo Mercado de la Boquería y sus preciosos puestos con alguno de los productos más sabrosos de la gastronomía catalana.

Justo al final de Las Ramblas, y pegado ya al puerto, está el monumento en homenaje a Cristóbal Colón. El Puerto de Barcelona, uno de los más importantes del mundo, bien merece una visita junto al Port Vell, el puerto deportivo y el Aquarium de Barcelona. Por supuesto, si el tiempo acompaña, te recomendamos relajarte y disfrutar de la playa de la Barceloneta.

Para ver Barcelona desde las alturas, no puedes dejar de subir al teleférico de Montjuïc y admirar la Ciudad Condal al atardecer.

¿Dónde dormir en Barcelona?

Hotel Gótic Hesperia

Hesperia Barcelona Barri Gòtic: / Roberto Lara

Estos son los mejores hoteles para alojarse en la capital catalana, según las diferentes necesidades.

  • Hesperia Barcelona Barri Gòtic: localizado en pleno Barrio Gótico, su ubicación permite al viajero explorar las principales atracciones turísticas de la ciudad. Sus habitaciones son cómodas y prácticas y su decoración modernista.
  • Hesperia Barcelona Del Mar: ubicado en el barrio de Poblenou, cuenta con unas luminosas habitaciones, algunas de ellas con balcón y con unas impresionantes vistas al mar.
  • Apartamentos Hesperia Barcelona Fira: muy próximo al aeropuerto y la Fira de Barcelona, estos apartamentos para largas estancias tienen habitaciones equipadas con cocina.
  • Hesperia Barcelona Presidente: céntrico hotel de 4 estrellas, se encuentra a pocos minutos del exclusivo paseo de Gracia. Sus habitaciones están decoradas por el prestigioso interiorista Pascua Ortega.
  • Hesperia Barcelona Sant Joan: de estilo desenfadado y con apartamentos funcionales, cuenta con piscina exterior y su propio gimnasio.
  • Hesperia Barcelona Sant Just: situado en una zona tranquila al norte de la ciudad, está muy bien comunicado con el centro y el aeropuerto. Recomendamos no dejar pasar por alto su afamado restaurante asador Alambí reconocido por sus deliciosas carnes a la brasa y su lechazo de Aranda de Duero al horno de leña, ¡para chuparse los dedos!
  • Hyatt Regency Barcelona Tower: 29 plantas y 105 metros de altura coronados por una impresionante cúpula de cristal que ofrece unas vistas únicas de la ciudad. Situado a menos de 10 minutos del aeropuerto, por su proximidad al recinto ferial y su fácil acceso al centro de Barcelona es un alojamiento ideal tanto para turistas de negocios como de ocio.

Sevilla, cálida y hermosa

Sevilla es una ciudad para visitar con calma y disfrutar de cada uno de sus rincones y monumentos. Uno de los símbolos de Sevilla es el río Guadalquivir, que divide la ciudad en dos. A sus orillas, encontramos otro de sus iconos más famosos, la Torre del Oro, con sus 36 metros de altura y su planta dodecagonal.

También para ver desde las alturas, pero desde un lugar mucho más moderno (se construyeron en 2011), las Setas de Sevilla en la Plaza de la Encarnación, que cuentan con una pasarela-mirador que ofrece unas de las mejores vistas de la ciudad.

El Real Alcázar es un magnífico conjunto palaciego con edificios de varios estilos arquitectónicos unidos por preciosos jardines. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, su construcción comenzó en el siglo IX con el objetivo de dotar a la ciudad de edificios defensivos ante la invasión normanda.

Catedral y Giralda de Sevilla.

Catedral y Giralda de Sevilla. / Stunning view of Giralda and Cathedral of Seville illuminated at blue hour

Con 11.520 m2, la Catedral de Sevilla es el templo religioso más grande de España y el tercero del mundo cristiano. Su construcción se inició en el siglo XV sobre los restos de la antigua Mezquita árabe, por ello todavía conserva de su herencia islámica con el Patio de los naranjos y uno de sus iconos más famosos, la Giralda, de 100 m. de altura y coronada por el Giraldillo, una estatua de bronce en forma de veleta.

Alojamiento city breaks en medio de la ciudad

Conocida como “city breaks”, esta forma de turismo busca acortar los kilómetros de desplazamiento y la estancia. Especializada en ello, Hesperia Sevilla es un hotel que busca ofrecer una experiencia cómoda y relajada a sus clientes. Una apuesta por el bienestar que te garantiza relax y tranquilidad durante los días que visites la capital hispalense.

No muy lejos de allí, se encuentra el lugar ideal para desconectar rodeado de espacios verdes y un gran número de especies vegetales, El Parque de Maria Luisa y una de las plazas más bellas y particulares del país, la Plaza de España, con su famosa forma semielíptica que simboliza el abrazo de España a sus antiguos territorios americanos.

Triana es el barrio que más y mejor simboliza la esencia de la ciudad. Pasear por sus coloridas calles, descubrir el callejón de la Inquisición, tomar algo en los muchos bares y restaurante de la calle Betis o visitar su famoso mercado para degustar la versión más castiza de toda Sevilla son cosas que no te puedes perder.

OFERTA EXCLUSIVA

Hasta un 25% de descuento en tu reserva

Disponible para reservas realizadas ANTES del 13 de Noviembre de 2022

Para estancias hasta el 30 de Abril de 2023

PromoCode: PRENSA

Córdoba, mezcla de culturas

La presencia a lo largo de los siglos de las culturas romana, árabe, judía y cristiana han dejado profunda huella y hacen que visitar Córdoba sea una experiencia inolvidable.

Despertarse con impresionantes vistas a la Mezquita o disfrutar de terraza y piscina son solo alguno de los muchos servicios que ofrece Hesperia Córdoba, la mejor opción para alojarse en la ciudad.

Hesperia Córdoba, la mejor opción para alojarse en la ciudad.

Hesperia Córdoba, la mejor opción para alojarse en la ciudad. / Roberto Lara

Además de contemplar la belleza de la Mezquita, te recomendamos que, por supuesto, te acerques a visitar este emblemático monumento, orientada al sur en lugar de mirar a La Meca, como suele ser habitual en la mayoría de templos religiosos árabes. Construida en varias fases, en esta Mezquita-Catedral se funden los estilos gótico, barroco, renacentista y mudéjar, dando lugar a un monumento único en el mundo. Destaca el Patio de los Naranjos rodeado de árboles y fuentes y la belleza de la maqsura, la estancia reservada para el rezo del Califa.

La judería es la zona más antigua de la ciudad, (la comunidad judía estuvo aquí desde el siglo X hasta que los Reyes Católicos los expulsaron en 1492). Paseando sin rumbo por sus estrechas y sinuosas callejuelas acabarás dándote de bruces con la Sinagoga de Córdoba, la casa Andalusí o la calleja de las Flores, flanqueada por edificios de paredes blancas y preciosos balcones repletos de flores y macetas. En la calle san Basilio se encuentran los más bellos y famosos patios cordobeses de toda la ciudad.

La famosa plaza de la Corredera es rectangular y porticada al estilo castellano, la única de este tipo en Andalucía. Este es el lugar perfecto para tapear y saborear en una de las tabernas de sus soportales salmorejo, flamenquines, berenjenas fritas con miel, rabo de toro y otras delicias de la gastronomía cordobesa.

Entre otras propuestas aconsejables, está la de visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos, fortaleza en la que los Reyes Católicos pasaron varios años mientras dirigían la campaña contra el Reino de Granada y pasear por sus jardines de inspiración mudéjar. Recorrer los 331 metros del Puente Romano, (durante siglos la única entrada a la ciudad desde el sur). O subir a la Torre de la Calahorra y disfrutar de una preciosa perspectiva de la ciudad desde arriba.

Típicos patios cordobeses.

Típicos patios cordobeses.

Como colofón a tu estancia en la ciudad andaluza, te sugerimos que no dejes de visitar Medina Azahara, impresionantes ruinas de la ciudad que fue núcleo de poder del Califato de Córdoba. Declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2018, fue ordenado construir a finales del siglo IX por Abderramán II como homenaje a la mujer que amaba.

Zaragoza, ideal para una escapada de fin de semana

Zaragoza es la quinta ciudad más poblada de España y, como cada octubre, este mes vive su momento grande en sus famosísimas fiestas del Pilar, con conciertos y recitales, pasacalles de gigantes y cabezudos, fuegos artificiales y procesiones. El día grande, 12 de octubre, se realiza la ofrenda de flores y miles de zaragozanos vestidos con sus trajes regionales se acercan hasta la estructura expuesta junto a la Basílica para entregar ramos de flores a la Virgen del Pilar.

La Basílica del Pilar es el símbolo de la ciudad y su lugar más emblemático. Esta imponente iglesia barroca está dividida en tres naves y cuenta con un hermoso retablo y frescos de Goya.

La célebre Plaza del Pilar alberga alguno de los principales monumentos más importantes de la ciudad. Además de la Basílica, la Seo o Catedral del Salvador, un espectacular edificio que mezcla una fachada barroca de estilo clásico, la Casa y Arco del Deán y un campanario barroco del siglo XII. También el Ayuntamiento, la Lonja, el Museo Goya y la original Fuente de la Hispanidad.

La Basílica del Pilar es el símbolo de la ciudad y su lugar más emblemático.

La Basílica del Pilar es el símbolo de la ciudad y su lugar más emblemático.

La herencia romana de la ciudad se deja ver en las ruinas del antiguo Teatro de Caesaraugusta, que tenía capacidad para 6000 espectadores y los restos (unos 80 m de los más de 300 que tenía) que aún se conservan de la Muralla romana.

Para tapear, no hay nada mejor que perderse por las callejuelas del casco histórico hasta llegar a El Tubo y ponerse las botas con buen vino y una ruta de tapas que incluya las de verduras y borraja, croquetas, arenques picantes, sardinas a la plancha, o el pollo al chilindrón.

En pleno centro de la ciudad, Hesperia Zaragoza es un alojamiento cómodo y tranquilo, el hotel ideal para escapadas de fin de semana.

El Puente de Piedra ofrece unas espectaculares vistas de la Basílica al atardecer y conecta la calle Don Jaime I, a escasos metros de la Plaza del Pilar, con el barrio del Arrabal.

Bilbao, la ciudad vasca que conserva su esencia

Bilbao es hoy una ciudad clásica y moderna al mismo tiempo. El mejor ejemplo de su reciente transformación es el Guggenheim, museo de arquitectura vanguardista inaugurado en 1997 y que se ha convertido ya en el icono de la ciudad. El Guggenheim acoge en su interior una importante colección de obras de arte, pero su exterior es igualmente famoso y en él pueden encontrarse creaciones como Puppy, una escultura gigante que representa un perro cubierto por flores.

Alojarse en una zona residencial tranquila pero bien ubicada es posible. Te recomendamos Hesperia Bilbao, un hotel de arquitectura singular y diseño moderno situada junto a la ría, enfrente del Guggenheim.  Y es que la Ría de Bilbao es el eje en torno al que se articula toda la ciudad, a lo largo de la cual podrás encontrar otros lugares de referencia como el Mercado de la Ribera. Con más de 10.000 metros cuadrados, es el mayor mercado cubierto de Europa con más de 180 comercios.

Bilbao, una ciudad en continua transformación.

Bilbao, una ciudad en continua transformación. / sunrise at ribera foodmarket in Bilbao, Spain

Tradición y pintxos en las Siete Calles

Las Siete Calles son vías empedradas y estrechas que se entrecruzan entre sí y dan lugar al Casco Viejo de Bilbao. Paseando por ellas, podrás descubrir la verdadera esencia de la ciudad, sentarte en una terraza en la Plaza Nueva y saborear alguno de los deliciosos pintxos que tan merecida fama le han dado a la gastronomía vasca.

La Catedral de Santiago, el Museo Vasco o el precioso Teatro Arriaga son otras de las visitas que no te deberías perder. 

Si lo que te gustan son las alturas, Bilbao cuenta con ocho miradores desde los que disfrutar de unas fantásticas vistas de la ciudad. Te recomendamos el que está en el Monte Artxanda, al que puedes subir al atardecer utilizando el funicular que desde 1915 conecta Bilbao con la cima del monte en solo 3 minutos.

Murcia, cuna de “las marineras”

El icono de esta ciudad “buena, bonita y barata” es su Catedral, joya del gótico que sufrió a lo largo de los siglos añadidos del barroco, el renacimiento y neoclásico. La Catedral de Murcia está construida sobre una antigua mezquita musulmana y la zona más antigua es su claustro, del siglo XIV.

La zona comercial y el centro neurálgico de la ciudad se ubican en torno a la Plaza de las Flores, una zona llena de terrazas, bares y restaurantes para disfrutar del “tardeo” y degustar ensalada de tomate y otros productos de la huerta murciana, mojamas, zarangollos o la tapa murciana por antonomasia, “la marinera” (ensaladilla con una anchoa).

La Catedral de Murcia, icono de la ciudad.

La Catedral de Murcia, icono de la ciudad.

El moderno Hesperia Murcia Centro dispone de las habitaciones mejor ubicadas de la ciudad junto a la Plaza de las Flores, especialmente recomendada para parejas y familias.

Destacados también para visitar, son el Museo de Santa Clara, convento visitable en un 80%, ya que todavía está habitado por seis hermanas clarisas de clausura, el teatro Romea, con su fachada neoclásica y su cuidada y abundante programación o el Puente de los Peligros sobre el río Segura, construido en piedra en 1742 que cuenta con un pequeño templete y una campana para avisar de las riadas.