13 de septiembre de 2012
13.09.2012

El fiscal pide el ingreso inmediato en prisión de Oubiña por el riesgo de fuga

La Fiscalía antidroga teme que huya como hizo hace 12 años, mientras sus abogados recurren al Tribunal Supremo la nueva condena de cuatro años y siete meses de cárcel

13.09.2012 | 07:05
Oubiña, en su primera salida de prisión en noviembre de 2011. / j.l.o.

El regreso de Laureano Oubiña a la cárcel puede ser cuestión de horas. La Fiscalía antidroga ha solicitado el ingreso en prisión provisional del narcotraficante arousano al considerar que existe un "evidente" riesgo de fuga, pues ya tiene antecedentes en este sentido. El Ministerio público teme que Oubiña, de 66 años, huya de la Justicia como hizo al recibir su primera condena por narcotráfico en 1999, ahora que la Audiencia Nacional le ha condenado a cuatro años y siete meses de prisión por un delito de blanqueo de capitales.

La decisión se conocerá mañana mismo en una vistilla que celebrará la Sección Cuarta de lo penal de la Audiencia Nacional. El Ministerio público reclama que el capo cambadés vuelva a prisión provisional mientras sus abogados recurren ante el Tribunal Supremo la nueva condena, la primera que se le impone por blanqueo de capitales y que conlleva también una multa de 2,2 millones de euros -que previsiblemente no pagará por ser insolvente- y el comiso de la mansión familiar de Vilagarcía y de una finca al borde del mar en Sanxenxo.

Laureano Oubiña, según la Fiscalía, no cuenta en estos momentos con ningún tipo de vigilancia preventiva que pueda evitar su posible fuga, de ahí su solicitud de ingreso inmediato en prisión.

Apenas dos meses podría haberle durado la libertad a uno de los capos arousanos más conocidos. Laureano Oubiña salió de la cárcel de Navalcarnero el pasado mes de julio tras haber permanecido entre rejas doce años de los 16 a los que fue condenado. El narcotraficante no pisaba la calle desde que fue detenido en 2000 en Grecia, donde se encontraba tras haber huido de la Justicia al conocer que le caía su primera condena por narcotráfico y a donde huyó el mismo día en que iban a detenerle por otro alijo marítimo de hachís.

La Audiencia Nacional considera probado que el capo arousano, junto con su esposa, Esther Lago, ya fallecida, blanqueó dinero procedente de actividades ilícitas con la adquisición de varias fincas en Vilagarcía y en Nanín, un lugar de la costa de Sanxenxo. Entre esas fincas destaca la que ocupa la vivienda familiar de A Laxe.

Junto al cambadés, también han sido condenadas en este sumario María del Carmen Daponte García (tres meses y un día de prisión) y a Emilia Cano Carmona (tres años y tres meses de cárcel) . A todos ellos se les vincula en la sentencia, junto con Esther Lago, a las firmas Albion Investiments Spain SL y Anatolia Enterprise Spain SL, a través de las que se habría lavado el dinero.

El resto de procesados en la causa han sido absueltos, como es el caso del hijastro de Oubiña o del suegro, David Pérez Lago y Ramón Lago, al considerar el alto tribunal que todos obraron de buena fe. También han sido absueltos dos abogados y un contable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook