25 de septiembre de 2012
25.09.2012
Fue localizada una hora después

Una mujer rapta un recién nacido en un hospital de San Sebastián

La secuestradora, que sufre problemas mentales, aprovechó que los padres del bebé dormían para raptarlo

25.09.2012 | 18:37

Una mujer con problemas mentales ha raptado esta mañana en el Hospital Donostia de San Sebastián a una recién nacida aprovechando que sus padres dormían, aunque la niña, junto con la secuestradora, ha sido localizada una hora después en perfecto estado de salud, ha informado el departamento vasco de Sanidad.

Fuentes del caso han indicado a EFE que los hechos han ocurrido sobre las 6:30 horas, cuando la mujer se ha dirigido a una habitación del edificio materno-infantil de este complejo sanitario donostiarra, ha secuestrado al bebé aprovechando que sus padres dormían, ha abandonado el edificio sin que nadie la parara y ha cogido un taxi que la ha llevado al barrio donostiarra de Herrera.

El departamento de Sanidad ha indicado en un comunicado que la secuestradora, que ha ingresado en diversas ocasiones en el servicio de Psiquiatría del Hospital Donostia, ha entrado en la habitación en el momento en que los padres del bebé dormían y ha alegado a quienes allí se encontraban que era familiar de la madre, concretamente su hermana, y que debía llevárselo para una revisión médica.

La consejería de Sanidad ha añadido que la sospecha de su actitud por parte de los profesionales, así como el funcionamiento del control y cámaras de seguridad del centro han permitido identificar a la autora de los hechos y, en coordinación con la Ertzaintza y la Policía Local, localizarla en menos de una hora.

El consejero vasco de Sanidad, Rafael Bengoa, ha asegurado que no han fallado los sistemas de seguridad del Hospital Donostia y ha opinado que este robo podría haberse producido "en la calle, en un bar, o dónde sea".

Bengoa, en una comparecencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en Vitoria, ha descartado que se vaya a abrir una investigación para determinar si han fallado los protocolos de seguridad del hospital al defender que "el proceso de seguridad interna y externa ha funcionado".

El consejero ha señalado que la presunta ladrona llevaba "unos días dando vueltas" por el hospital y que días antes ya se le había pedido desde el centro que lo abandonase y no regresase al mismo.

Ha comentado además que el personal del complejo sanitario se ha percatado de que algo sucedía en el momento en el que la mujer se ha subido al taxi portando lo que podía parecer un paquete.

El taxista que ha trasladado a la secuestradora y al bebé ha relatado a EFE que las ha recogido hacia las 6:30 horas en las inmediaciones del Hospital Donostia y que ha recibido por radio la alerta de que se había raptado a un recién nacido cuando ambas se encontraban en su vehículo.

En un primer momento la mujer, a la que ha calculado unos 33 años y que tenía un aspecto "totalmente normal", ha pedido al taxista que la llevara hacia el apeadero de Martutene, pero una vez puesto en marcha en dicha dirección la clienta ha cambiado de opinión y le ha rogado que la dejara en Altza.

"Después me ha pedido que fuera a Pasai Antxo", ha señalado el taxista al que estos cambios le han despertado alguna sospecha, pero a los que no ha dado mayor importancia, ya que la mujer "parecía que era la madre" del bebé, al que ha tratado bien en todo momento, la llamaba Erika y decía que "le iba a poner los pendientes".

Sin embargo, cuando han llegado a la altura del apeadero de Renfe en el barrio donostiarra de Herrera, el taxista ha recibido el aviso desde la central de taxis de que una chica, de la que ha dado su descripción, había robado un niño del Hospital Donostia.

"Al leerlo en voz alta", la pasajera, "sin perder los nervios", ha dicho "!para, para!, !que vivo aquí!" y el conductor ha detenido el vehículo junto a un bar en los aledaños del apeadero de Herrera, donde la mujer le ha pedido que le esperara para cobrar la carrera, aunque después no ha regresado.

Desde ahí la mujer se ha trasladado probablemente andando hasta el Ayuntamiento de San Sebastián, donde ha sido detenida por efectivos de la Policía Municipal, a los que ha pedido comida y ropa, han informado a EFE fuentes de este cuerpo policial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook