28 de diciembre de 2017
28.12.2017

Orden de alejamiento por golpear a un vecino tras jugar al balón

El agresor admite que le pegó en la cabeza a la víctima, en la localidad de Bárzana, al sur de Oviedo, pero niega que le acuchillara

28.12.2017 | 00:51

Una orden de alejamiento de cinco metros y obligación de comparecer en el Juzgado los días 1 y 15 de cada mes son las medidas cautelares dictadas por el juez de Pola de Lena (Asturias) para un hombre que presuntamente agredió e hirió a un vecino de Bárzana (Quirós), en la zona del sur de Oviedo, la capital del Principado, con una barra de hierro y una navaja de grandes dimensiones por reñir a unos niños que jugaban al balón en la plaza del pueblo y pedirles que no le rompieran las cristalera de su vivienda, que da a ese espacio público.

Víctima y agresor, vecinos de la misma localidad, comparecieron ayer en el juzgado para dar su versión de los hechos. Según el abogado de la acusación particular, Carlos Hernández Fierro, el acusado admitió que le había pegado a su defendido con un palo, por detrás y sorpresivamente, pero negó que le atacara con una navaja, pese a la herida que el herido presenta en una pierna y el informe médico de la atención recibida en el Hospital Universitario de Asturias (HUCA). El letrado había solicitado el ingreso en prisión para el agresor.

Desavenencias anteriores

El agredido explicó que eran aproximadamente las dos de la tarde cuando unos niños que jugaban al balón en la plaza del pueblo daban balonazos contra la pared. Fue entonces a advertirles de que no jugaran para no romperle de nuevo los cristales y entonces otro vecino le indicó que la plaza era pública, a lo que él replicó que la plaza sí, pero su casa no y que le provocaban daños. El vecino le dijo a los chavales que le pasaran la pelota que él también iba a jugar. En ese momento, otro vecino salió de una vivienda y sin que él se diera cuenta, se acercó por detrás y le propinó un fuerte golpe en la cabeza dejándole aturdido. Después, según el relato de la víctima, el agresor sacó una navaja de grandes dimensiones e intentó clavársela en el pecho en varias ocasiones que consiguió esquivar, hasta que le alcanzó en la pierna derecha, donde le provocó una herida de tres centímetros.

Al parecer, ambos vecinos mantienen desavenencias desde hace tiempo y la víctima ya había denunciado a su agresor en varias ocasiones por daños en su vivienda. También aseguró que el Ayuntamiento tenía conocimiento de la problemática entre ambos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine