10 de febrero de 2018
10.02.2018

La organización de Sito Miñanco acumulaba bienes valorados en 15 millones

La Policía Nacional bloqueó 171 inmuebles, cinco barcos y 139 cuentas bancarias, mientras que en su chalé en Algeciras aparecieron 300.000 euros

10.02.2018 | 09:46
Sito Miñanco, de espaldas, observa el registro, en el que participa un perro.

La magistrada del Juzgado central 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha ordenado la intervención de bienes vinculados a la presunta organización de José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, por un valor total de 15 millones de euros, ya que se ha procedido al bloqueo de 171 inmuebles, cinco barcos y 139 cuentas bancarias y otros productos financieros.

Así lo explica la Policía Nacional en un comunicado remitido ayer, en el que hace balance de la operación Mito, en la que se ha desmantelado la supuesta organización de narcotráfico y blanqueo de dinero liderada por el histórico capo cambadés. Según la policía, el operativo ha significado la desarticulación "de una de las estructuras narco-criminales más potentes a nivel mundial".

La práctica totalidad de los 350.000 euros intervenidos por la Policía Nacional en los medio centenar de registros que se han hecho estaban en el chalé de Algeciras (Cádiz), en el que residía Sito Miñanco, a quien los investigadores califican como "el mayor narco de Europa". La policía difundió ayer un vídeo-resumen de la operación, algunas de cuyas imágenes fueron tomadas en el interior de esta finca, que cuenta con piscina y un cuidado jardín. Dentro se aprecian grandes cantidades de dinero guardadas en bolsas o en los cajones de la cómoda de una habitación. Los billetes estaban atados y ordenados según el valor, en buena parte eran billetes de 50. En los registros participaron perros adiestrados en la búsqueda de droga, y en uno de ellos se localizó en una caja fuerte una escopeta de gran calibre.

José Ramón Prado Bugallo fue detenido el lunes acusado de liderar una activa organización de narcotráfico y blanqueo de dinero. Junto a él fueron arrestadas otras 42 personas, entre ellas viejos compañeros suyos de fatigas, como el colombiano Enrique Arango, los cambadeses Ramiro Somoza y José Costa Rial, o el hijastro de Laureano Oubiña, David Pérez Lago. Estos cuatro ingresaron en prisión el miércoles tras comparecer en la Audiencia Nacional.

La policía sostiene que "a lo largo de más de 20 meses, los agentes desarrollaron una de las investigaciones más complejas de su reciente historia, en la que lograron intervenir casi 5.000 kilogramos de sustancia estupefaciente. En lo que respecta a la investigación de blanqueo, la llevaron a cabo un centenar de especialistas.

Los investigadores explican que la operación Mito se inició "tras detectar la presencia en Marbella" de Sito Miñanco, que habría acudido a la glamurosa población de la Costa del Sol en compañía de "otros miembros de su organización". "Tras varias gestiones iniciales se pudo determinar que se hallaba presuntamente inmerso en actividades relacionadas con el tráfico de drogas", prosiguen.

Los investigadores manifiestan que la organización "mantenía su principal infraestructura en Pontevedra, aunque actualmente desarrollaba la mayor parte de su actividad delictiva en el sur de la Península". La policía afirma de Sito que mantuvo contactos con organizaciones criminales de Bulgaria, Turquía y Holanda -en el auto de prisión de la juez se cita también a narcos de Albania e Italia-, y que "además poseía una extensa red de colaboradores españoles de su máxima confianza, que conformaban la organización dedicada al tráfico de drogas más poderosa de Europa".

También se resalta la obsesión que los miembros de la presunta trama tenían por la seguridad, hasta el extremo de que utilizaban teléfonos móviles encriptados y viajaban constantemente por España "para entrevistarse personalmente con el principal detenido y seguir sus órdenes de manera directa". De ese modo creían reducir los riesgos de ser detenidos.

En cuanto al blanqueo, lo hacían por diversas vías, como la compraventa ficticia de inmuebles o de vehículos a través de dos concesionarios de Algeciras y Marbella. También enviaban dinero desde locutorios y a través de mulas, y concedían créditos a familiares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook