10 de agosto de 2018
10.08.2018

Una joven pareja gallega muere al chocar con un camión en Burgos camino de París

El transportista, positivo en alcohol, se salió de su carril en una curva y aplastó el coche - Lidia Figueroa, de 22 años, y Jonattan Domínguez, de 26, estaban de vacaciones

10.08.2018 | 00:53
Retirada de los restos del coche y del camión accidentados en Burgos.

La ilusión de un viaje a París de una joven pareja de Redondela y Fornelos de Montes quedó truncada en un trágico accidente en Burgos. El coche en el que viajaban Lidia Figueroa, de 22 años y vecina de la parroquia redondelana de Vilar de Infesta, y su novio Jonattan Domínguez, de 26 y natural de la parroquia fornelense de Traspieles, fue aplastado por un camión que se salió de la vía en una curva en la N-I, a la altura de la localidad burgalesa de Quintanapalla. El conductor del vehículo pesado dio positivo en el test de alcoholemia, según informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil.

En la colisión múltiple también se vieron implicados otro turismo y una moto, resultando heridas cuatro personas que fueron trasladados al Complejo Asistencial de Burgos.

Los dos jóvenes de la comarca redondelana habían iniciado sus vacaciones y se dirigían de ruta en coche a la capital francesa. El pasado miércoles, sobre las 15.15 horas, el viaje concluyó de manera dramática cuando circulaban por el kilómetro 254 de la N-1. Un camión articulado con matrícula portuguesa, que viajaba en sentido Burgos, se salió de su carril por causas que se desconocen y colisionó violentamente con dos turismos que circulaban en sentido Irún. El Seat Ibiza de la pareja gallega quedó destrozado debajo del trailer y los servicios de emergencias y el personal sanitario que acudieron al lugar no pudieron hacer nada por salvar la vida de los jóvenes.

El transportista luso llegó a una curva situada justo frente al casco urbano de Quintanapalla y se metió en el carril contrario, bien por una distracción o por un exceso de velocidad. Quizá el alcohol pudo tener también algo que ver, pues, según recoge el Diario de Burgos, algunos usuarios de la vía habían apreciado que el trailer circulaba haciendo eses antes del choque.

Tras el accidente, la Guardia Civil realizó dos pruebas de aire expirado al camionero que dieron positivo y, a falta de la confirmación oficial por parte del Instituto Nacional de Toxicología, el conductor podría enfrentarse a un delito grave de imprudencia con resultado de muerte. La Guardia Civil también confirmó que el conductor continúa en estado grave. El resto de los heridos, cuatro varones de entre 18 y 58 años, que viajaban en el otro coche y en la moto, se encuentran en estado leve.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine