18 de septiembre de 2018
18.09.2018
La Opinión de A Coruña

Una de las dos jóvenes de A Rúa fallecidas en accidente en Chile se había casado días antes

Su marido y el novio de su cuñada resultaron heridos en el siniestro - El camionero que causó el brutal impacto huyó sin prestar auxilio - La Fiscalía investiga lo ocurrido

18.09.2018 | 02:07
El vehículo en el que los cuatro jóvenes ourensanos sufrieron el brutal accidente.

Las dos jóvenes vecinas del concello ourensano de A Rúa que perdieron la vida en la madrugada del lunes en un accidente de tráfico en Chile, tras ser embestido el vehículo en el que viajaban por un camión cuyo conductor se dio a la fuga, eran cuñadas y se habían desplazado a aquel país para celebrar la boda de una de ellas. Viajaban en el mismo turismo con sus respectivas parejas, también naturales de A Rúa y ambos fuera de peligro.

En el suceso perdieron la vida Rosa María Diéguez, de 32 años, muy conocida y querida en el municipio ourensano por estar al frente de la panadería familiar Lorenzo, y su cuñada Francielly Lorranny, de 24 años, que aunque de origen brasileño era vecina desde hace años de A Rúa.

Rosa viajó a Chile acompañada por su novio, también ourensano, para asistir a la boda de su hermano Lorenzo -que reside desde hace años por cuestiones de trabajo en el país sudamericano- con la joven Fran, de 24 años.

Lorenzo resultó herido grave en el siniestro, mientras que el novio de Rosa María, natural de Córgomo en A Rúa, ya ha recibido el alta hospitalaria. A él le está tocando en estas difíciles horas colaborar en los trámites de repatriación de los cadáveres, cuestión para la que ya se han desplazado al país chileno un hermano y un tío de su novia.

Según informa la prensa local de Chile, el accidente se produjo en torno a la 1 de la madruga del lunes, en el kilómetro 85,400 de la Ruta B-25 entre Calama y Sierra Gorda, cuando una camioneta de marca Toyota, en la que viajaba el grupo de ourensanos, recibió el impacto de un camión destinado al transporte de ácido sulfúrico, pero que en esos momentos circulaba con los depósitos vacíos.

El conductor del camión, lejos de prestar auxilio a las víctimas se bajó del vehículo y se dio a la fuga, motivo por el que se especula con la posibilidad de que el siniestro se produjera cuando conducía bajo los efectos del alcohol.

Los dos ourensanos heridos fueron ingresados en el Hospital Dr. Carlos Cisterna de Calama. Según informa la prensa chilena al lugar del accidente se desplazaron efectivos de la unidad de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (S.I.A.T.), para iniciar los peritajes técnicos y científicos de la colisión entre ambos vehículos y entregar el detalle integro al fiscal de turno a cargo sobre las reales causas del fatal accidente.

Alguno medios apuntan que el camionero que huyó, al parecer en otro camión, ya ha sido localizado y detenido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook