18 de enero de 2019
18.01.2019
La Opinión de A Coruña

Los técnicos mantienen que el pequeño Julen puede seguir con vida en el pozo

Dicen que hay ventilación y está protegido n Los túneles verticales tardarán dos días n Toman declaración a la familia del niño y al pocero

18.01.2019 | 00:42
Operativo para el rescate del pequeño Julen.

Julen sigue con vida. Así lo creen los técnicos que trabajan en los pozos de rescate en la finca de Totalán, según ha informado este viernes la subdelegada del Gobierno, María Gámez. La socialista señaló que los ingenieros que trabajaban en el dispositivo aseguran que el pozo donde está Julen, de unos 107 metros de profundidad, está ventilado y protegido, por lo que estiman que el niño sigue con vida en su interior. La búsqueda del pequeño, de 2 años y 11 kilos de peso, desaparecido el pasado domingo después de precipitarse en un pozo artesano, ha superado ya las cien horas de complicados trabajos que todavía no han dado sus frutos. Mientras los equipos de rescate avanzan en la construcción de dos pozos verticales, esperando que la perforación del túnel comience de madrugada y se pueda llegar al menor en un par de días, la familia del niño y el pocero que construyó el pozo artesano, prestaban declaración en la Guardia Civil. Este es el caso del dueño de la finca del pozo y del profesional que ejecutó la prospección. El empresario que efectuó el pozo, Antonio Sánchez, aseguró que taponó el orificio y que su actuación fue modificada posteriormente, información que facilitó a la Guardia Civil. Está convencido de que su proceder fue correcto.

La Junta de Andalucía no tramitó ningún permiso para excavar el pozo en busca de agua y en ningún departamento del Gobierno autonómico consta que se solicitase, según fuentes de la Consejería de Empleo, de la que depende la Dirección General de Minas, donde se tienen que pedir.

Aunque los trabajos avanzan notablemente, los técnicos consultados no se fían, el subsuelo ha demostrado ser muy complejo en las inmediaciones del Dolmen del Cerro de la Corona, situado a medio camino entre el casco urbano de Totalán y la barriada malagueña de Olías. No obstante, de forma paralela se va a seguir trabajando en la succión del tapón que bloquea el pozo donde está Julen, y se dejan en suspenso los trabajos del pozo horizontal, ya que han encontrado material muy duro que ralentiza el trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook