26 de febrero de 2019
26.02.2019
La Opinión de A Coruña

Muere un deportista de montaña en los Picos de Europa al caer por un desnivel

El joven Félix Moradiellos, de 35 años y que conocía la zona a la perfección, clavó sus esquís para hacer una fotografía en la cima del Mancondiu y resbaló

26.02.2019 | 01:25

Duro golpe para Asturias. La muerte del vecino Félix Moradiellos López, de 35 años, mientras hacía una travesía de esquí por los Picos de Europa tiñó ayer de luto el municipio de Sotres, donde era muy conocido y se ganaba la vida como taxista. Su familia tiene el conocido hotel Casa Cipriano.

La noticia cayó como un jarro de agua fría. A sus compañeros de aventuras en los Picos de Europa les costaba asimilar lo ocurrido. Algunos de ellos utilizaron las redes sociales para homenajearle. "Conocía la zona a la perfección", señalaron. Moradiellos había dejado el coche en la zona del Jitu Escarandi para subir a la cima del Mancondiu a través de la ruta del refugio de Ándara, en la vertiente oriental del macizo, justo en el límite con Cantabria.

Según las primeras investigaciones, habría dejado los esquís clavados en la nieve para hacer una foto en la cima del Mancondiu cuando resbaló, precipitándose por un desnivel de 200 metros. "Es una desgracia muy grande", lloraba ayer su familia. Moradiellos era un perfecto conocedor de la zona. El domingo iba a hacer la travesía con uno de sus tíos. La tragedia para la familia es doble, pues en septiembre de 2017 el hermano de Félix también perdió la vida. Éste se había hecho cargo del taxi con el que su hermano se ganaba la vida. Antes había trabajado en la reparación de líneas de alta tensión.

"Era un gran chaval", aseguró Tomás Fernández López, guarda del refugio del Urriellu. "Había empezado a participar en carreras de montaña y había hecho una apuesta con él, que por desgracia no podré cumplir. Le dije que le invitaría a comer si terminaba la Travesera. Estuvo entrenando seis meses y la acabó", recordaba ayer. "También hacía esquí y escalada. Era muy buena gente", manifestó.

Al guía de montaña Erik Pérez le costaba asimilar lo ocurrido. "Le conozco desde que era niño. Era un chaval excelente, un deportista nato y muy trabajador". Indicó que la tragedia deja un vacío muy grande en Cabrales. "Nadie conocía mejor que él esa zona e iba muy bien equipado. Aparentemente no cometió ningún error, pero a veces ocurren accidentes como este", señaló.

Efectivos de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (GREIM) de Potes y de Cangas de Onís, con la ayuda del helicóptero con base en Asturias, recuperaron el cuerpo. Al filo de las 13.00 horas del domingo Félix Moradiellos mantuvo una conversación telefónica con un familiar. Al no regresar a Sotres a la hora de comer, sus allegados decidieron salir en su búsqueda, informando horas más tarde a la Guardia Civil. A las 03.00 horas un grupo de amigos localizó su cadáver en una de las laderas del monte Mancondiu, perteneciente al término de Bejes, en el municipio cántabro de Cillorigo de Liébana (Cantabria). El GREIM de Cangas de Onís se hizo cargo del operativo de evacuación, culminado el rescate a las 09.15 horas de ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook