22 de julio de 2019
22.07.2019

Dos de los cinco detenidos en las fiestas de Muxía por agredir a agentes entran en prisión

Los guardias civiles trataban de detener a un hombre "agresivo" que estaba molestando a su expareja cuando fueron agredidos por la mujer y otros familiares

22.07.2019 | 09:51
Dos de los cinco detenidos en las fiestas de Muxía por agredir a agentes entran en prisión

Tres efectivos de la Guardia Civil resultaron heridos, uno de ellos intervenido quirúrgicamente en urgencias

Dos de los cinco detenidos por agredir a antes de la Guardia Civil en las fiestas de Muxía entran en prisión acusados de atentado a la autoridad, lesiones y amenazas al grito de "vamos todos a por ellos". Se trata del que inició el altercado por el que acudió la patrulla y su primo, que le arrebató la defensa al guardia cuando se encontraba de rodillas poniendo los grilletes al primer detenido para golpearle en la cara y producirle heridas por las que necesitó intervención quirúrgica urgente. Las otras tres personas detenidas tendrán que comparecer los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado y en cualquier ocasión en que sean requeridos.

Según ha informado el cuerpo, los hechos sucedieron durante la celebración de las fiestas de Muxía, cuando se solicitó su presencia por el comportamiento de uno de los asistentes, que estaba "alterando el orden".

Una vez en el lugar, los agentes comprobaron la presencia de un hombre "visiblemente agresivo", por lo que se procedió a su identificación. No obstante, el individuo comenzó a proferir insultos hacia los guardias civiles mientras se desvestía, llegando incluso a tratar de huir del lugar de los hechos.

En esta situación, mientas uno de los efectivos le ponía los grilletes para su detención, se formó en la zona un tumulto de gente que se abalanzó sobre los guardias civiles al grito de "vamos todos a por ellos". Los agentes sufrieron empujones, patadas y amenazas.

De entre las personas que intentaban impedir la detención, los "más activos", apunta el cuerpo, fueron el padre, el hermano y un primo del hombre, así como su expareja. Posteriormente, los agentes pudieron averiguar que la alteración del orden se debía, precisamente, a que el hombre estaba molestando a la mujer durante las fiestas.

Por ello, fueron detenidos, además del hombre, sus tres familiares y la expareja del mismo. En el operativo resultaron heridos de diversa consideración tres guardias civiles, de los que uno tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en urgencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook