19 de octubre de 2019
19.10.2019
La Opinión de A Coruña

El jurado declara culpable de asesinato al acusado del crimen de Ponte Caldelas

También le aplica las atenuantes de confesión y dilaciones indebidas || Creen que asestó a la víctima más navajazos de los necesarios para aumentar su sufrimiento

18.10.2019 | 23:43
Marcos Vidal, ayer, mientras escucha el veredicto del jurado.

Después de unas ocho horas de deliberación, el jurado popular que debía dilucidar los hechos probados del conocido como crimen de Ponte Caldelas emitió ayer su veredicto. Declaró a Marcos Vidal González como autor del delito de asesinato con alevosía y ensañamiento de Manuel Rivas Muiños. También tiene en cuenta los atenuantes de confesión y dilaciones indebidas.

Según el relato de hechos que el jurado consideró probado por unanimidad, el 28 de noviembre de 2015, el acusado Marcos Vidal, quien había mantenido una relación sentimental "intermitente" con la mujer del fallecido, acudió al piso en el que residía esta última y en el que se encontraba Manuel Rivas. Allí, esperó en el descansillo de la escalera a que la víctima abriese al puerta y luego entró con él a la habitación en donde acabó con la vida de Manuel tras asestarle más de una veintena de navajazos, tres de ellos mortales. Luego llamó a Sandra para comunicarle lo que había hecho y le mandó una foto de la víctima.

Los jurados también consideran probado que el acusado propinó a la víctima más puñaladas de las necesarias para acabar con la vida de Manuel Rivas, con el objetivo de "aumentar el sufrimiento" de este de forma deliberada. También considera que Manuel estaba "indefenso" dado que el acusado se había aprovechado de la superioridad que le confería portar un arma y luego le inmovilizó un brazo con una de sus piernas mientras le asestaba las puñaladas con el propósito de acabar con su vida. Consideran no probado que Marcos sufriese una ofuscación momentánea en el momento de los hechos pero sí resaltan que confesó desde un primer momento alertando al 112 y comunicando los hechos a la Guardia Civil.

Así las cosas, el fiscal mantuvo su petición de condena respecto al acusado al coincidir el veredicto en buena medida con sus conclusiones. Solicita 20 años de prisión y 25 de alejamiento además de distintas indemnizaciones en materia de responsabilidad civil. Las acusaciones particulares que ejercen la viuda y la familia del fallecido rebajaron su petición de condena a 23 años de cárcel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook